CrónicasEn voz altaFeatured

Fronteras (y, sobre todo, mentes) abiertas Antonio Navarro Amuedo (Video)

Tribuna libre de infomarruecos.ma


Antonio Navarro Amuedo Director y
Conductor de « Frontera abierta »

 Son tiempos convulsos. El año 2021 empieza como terminó 2020, con una pandemia que tiene paralizada la economía mundial, angustiada a la sociedad global y que se ha cobrado dos millones de vidas, con un planeta que protesta a su manera y con el descrédito de las instituciones, empezando por EEUU, la supuesta avanzadilla de la democracia, donde su presidente saliente se está despidiendo a lo grande.

Antonio Navarro Amuedo

La pandemia nos ha hecho replegarnos a todos, cada uno a nuestra escala, y el proceso de la globalización, que parecía inevitable, triunfante y eterno, ha sufrido un inopinado revés. Han vuelto las fronteras, las escalas regionales en el comercio de mercancías. Nos ha castigado el desempleo y la precariedad. Hemos redescubierto, a la fuerza, nuestra provincia y nuestro barrio, y el turismo nacional. Por increíble que parezca, de un día para otro el mundo se ha vuelto más pequeño.

Pero la vacuna contra el covid-19 está llegando y con ella la esperanza en la recuperación de la normalidad –que probablemente no regrese hasta el año que viene- por el bien de nuestra salud, nuestra economía, nuestros proyectos vitales. No viviremos, no podremos, vivir agazapados en casa. Volveremos a pisar la calle, las galerías, los cines, los teatros, los bares. Volveremos a abrazarnos. Volveremos a volar. Las fronteras se abrirán. La inmigración ilegal que, procedente de África a Europa, se ha incrementado en los últimos meses es el mejor recordatorio de que no hay virus ni frontera que pueda contener a los humanos cuando huyen del hambre y la desesperación. Porque las fronteras siguen existiendo y con ellas las desigualdades, los conflictos, los dramas, el contrabando y muchas otras realidades con las que toca seguir conviviendo.

Volveremos a abrir fronteras.  Pronto, esperamos volverán los turistas y los viajeros de negocios. Pronto, por lo que nos toca más directamente, volveremos a ver las medinas marroquíes plenas de vida y la marrakechí plaza de Jemaa El Fna rebosante de vitalidad. Lo bueno de todo esto es que paladearemos más aún si cabe todo ello cuando llegue. Esperamos con impaciencia la reapertura plena de fronteras entre España y Marruecos, nuestros dos países, y con ella los intercambios comerciales, culturales, humanos de siempre. Son muchos, pero más y en más ámbitos deben serlo.

Y más importante si cabe aún que contar con las fronteras abiertas es que tengamos cada vez mentes más abiertas. Precisamente con ese objetivo, el de abrir fronteras sobre todo mentales y culturales ha nacido hace menos de tres meses nuestro foro de debate y opinión: Frontera abierta.

La vocación de su equipo, empezando por su director, yo mismo, es la de fomentar el debate sobre temas que nos conciernen a las dos orillas del Mediterráneo, a marroquíes y españoles, pero también a portugueses, argelinos o gibraltareños. Nuestro balance en estas primeras semanas, aunque positivo a grandes rasgos, nos dice que queda mucho por hacer en este terreno: la propia experiencia de la organización de las mesas de debate nos demuestra que muchos son los prejuicios, los vetos, los miedos y los rencores en el propio mundo del activismo, la academia o la intelectualidad. Si es triste en cualquier ámbito de la vida, más lo es en estos últimos, que deberían ser espacio reservado para la libertad.

Nuestro objetivo, pues, es trabajar por superar barreras mentales e ideológicas para lograr ser capaces de sentarnos en torno a mesas de análisis y  discusión. Sin ingenuidad ni falsas esperanzas, porque los conflictos y las diferencias son numerosos, muchas actitudes llevan enquistadas siglos y hay contenciosos profundos con intereses poderosos detrás. No vamos a negarlo. No puede aspirar un modesto y joven foro como Frontera abierta a resolver conflictos seculares ni a superar viejos prejuicios entre vecinos, como tampoco puede arreglar lo que los dirigentes de nuestros países no son capaces teniendo las herramientas para ello.

Pero sí puede Frontera abierta, y el equipo que lidero estará satisfecho si es así, contribuir a que nos escuchemos entre todos una hora u hora y media cada semana a través del teléfono móvil o el ordenador y nos pongamos cara y oídos, conscientes de que las fronteras son cicatrices de la historia que siempre estarán mucho mejor abiertas que selladas.

https://www.youtube.com/channel/UCFrQTzekr7SLJc0JFMUnANA

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page