FeaturedLas Cosas lo que son

Fuga hacia adelante de Argelia en África: Marruecos reacciona a las fabuladoras declaraciones argelinas

Marruecos ha condenado los propósitos fabuladores de un nivel de irresponsabilidad sin precedentes en la turbulenta historia de las relaciones bilaterales.

En efecto, a raíz de las gravísimas calumnias del ministro argelino de Relaciones exteriores respecto a la política africana de Marruecos, fue convocado al ministerio de AAEE/Cooperación internacional el encargado de negocios de la embajada de Argelia en Rabat al que se ha significado el carácter irresponsable e incluso infantil de las declaraciones de su canciller, quien, en principio y de conformidad con los usos y costumbres internacionales en la materia, traduce la posición oficial de su país.
Simultáneamente, Marruecos convocaba a su embajador en Argel “para consultas” y, como debía ser, sin prejuicio de las acciones que las instituciones económicas nacionales difamadas por el ministro argelino van a tener que tomar.
Evidentemente estas declaraciones de un ministro cuyas difamaciones no solo contra Marruecos, sino contra todo el mundo rozan la locura y son de notoriedad pública, juzgadas infundadas por el ministerio marroquí de AAEE/Cooperación internacional no pueden alterar, de modo alguno la credibilidad ni el éxito de la cooperación con África.
Por otra parte, las nuevas calumnias del canciller argelino traducen, por un lado, una desesperada tentativa de justificar la quiebra moral y económica del régimen argelino y una, no menos desesperada tentativa de ocultar o desviar la atención del inhumano trato de Argelia a los africanos afincados en este país con diarias expulsiones y destierros, algunos de los cuales rozan crímenes contra la humanidad como fue revelado recientemente por la cadena francesa France-3 con un reportaje de abandono por el régimen argelino de miles de subsaharianos en pleno desierto.
De Argelia, ante los sucesivos éxitos diplomáticos y económicos de Marruecos en África, sobre todo después de su vuelta a su entorno institucional, se debía esperar todo tipo de difamación, tanto más que no sorprende a nadie que, para desviar la atención de su opinión publica interior, un régimen como el argelino, en quiebra buscara imaginarios enemigos del exterior.
  
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page