CrónicasFeaturedFin de Trayecto

Fundación Memoria de los Andalusíes: Carta al ministro español de Justicia

Carta

Rabat el 20 de octubre de 2020

A

Excelentísimo Sr. ministro de Justicia

 Sr. Dº Juan Carlos CAMPO MORENO

Madrid -España

Asunto: Reconocimiento jurídico y simbólico a los descendientes de moriscos-andalusíes, en los mismos términos que sefardíes y demás comunidades con vínculos históricos con España. 

Excelencia

Hace cinco años, el Parlamento español aprobó una reforma al Código civil, que reflejaba la voluntad de toda España de honrar la memoria de sus sefardíes deportados al final del siglo XV. Ya con anterioridad, el mismo Código Civil reconocía la memoria de los descendientes de sefardíes al permitir la adquisición de la nacionalidad española por residencia en las mismas condiciones que los nacionales de origen de Estados con vínculos históricos con España. Un hecho que siempre hemos aplaudido y que entendemos aplicable a los descendientes de moriscos-andalusíes, pues donde existe la misma razón debería existir el mismo derecho.

Después de la última reforma, la Fundación Memoria de los Andalusíes expresó públicamente su satisfacción por este gesto de reconciliación del país con su historia. Sin embargo, la Fundación expresó su consternación al comprobar cómo una vez más la memoria de los moriscos-andalusíes era excluida de la nueva legislación y de la memoria colectiva española, a pesar de que también fueron expulsados por las mismas razones un siglo después, y que nosotros, sus descendientes, mantenemos vigente su memoria y su legado.

La Fundación Memoria de los Andalusíes se congratula con el anuncio de que, en 30 de septiembre de 2019, un total de 149.822 judíos latinoamericanos se habían registrado mediante actos notariales en los registros del Ministerio de Justicia español, en aplicación de la ley de 2015, cumpliendo así la voluntad de España de pagar su deuda histórica con los Sefardíes. De la misma manera que muestra su pesar porque se siga ignorando la memoria de los moriscos andalusíes, cuyos  antepasados habían dado tanto a su país, España, y cuyo legado sigue ahí y está claramente presente.

Excelencia, Si nos dirigimos a Usted, en nombre de la diáspora morisca del sur del Mediterráneo y de América Latina, es porque todos estamos seguros de que la democracia española no puede pasar por alto, indefinidamente, su cita con la historia, y que seguro llevará a cabo un sencillo gesto de reconocimiento jurídico y simbólico con los descendientes de moriscos andalusíes, como su inclusión en el art. 22 del Código Civil.

         Estamos seguros, Excelencia, de que la llama de la memoria morisco-andaluza, viva para siempre en nosotros mismos, no dejará de iluminar la conciencia colectiva, en un país que también fue el de nuestros antepasados.

         Reciba Señor el ministro de Justicia, nuestro más profundo respeto y consideración.

        

Fdo.

Por la Fundación Memoria de los Andalusíes

El Presidente

Mohammed Najib LOUBARIS

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page