Fundamentos de la posición marroquí sobre el Sahara/ informe del Secretario General de la ONU en la Asamblea general Alucinaciones polisarianas

0
Campamento de "refugiados" o campo de concentracion

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

El Secretario general de Naciones Unidas lo dice de forma clara y contundente. Su informe sobre el Sahara es inequívoco y no apto a falsas interpretaciones.
En estos campamentos la gente lo ha comprendido y las interpretaciones argelino-polisafristas provocan risa e ironía. Argelia no acierta ni una… y en  su insistencia agrava sus crisis en plural).
 Antonio Guterres ha sido explicito en su informe ante la Asamblea general. ¿Qué es lo que queda? Se pregunta la gente. La patria marroquí está cerca… tiempo de abrir los ojos y de acabar con los espejismos argelinos

La ONU en voz de su máxima autoridad ha recordado los fundamentos esenciales de la primera  causa nacional de Marruecos, derribando todos los subterfugios y las maniobras dilatorias de Argelia y su Polisario.
Tiempo de realismo… tiempo de realidad…tiempo de la verdad. No caben las alucinaciones argelinas ni de su Polisario.
¡Las cosas claras! Cada día que pasa se confirma más la marroquinidad del Sahara y se descubre más la impostura argelina.
La gente tiene oidos, orejas y una inteligencia que les permite evitar que se les escupe encima.