Antes de olvidarFeatured

Geopolítica y retos de realismo: ¿Kim Jong-il : la brújula?

“La mano que no puedes torcer, bésala”

“Los nuevos disparos nucleares de Corea del Norte no violan sus cuerdos con nosotros”. Palabras del presidente Trump con las que se debe comprender que ni estos disparos ni nada que pueda hacer el camarada Kim Jong-il le puedan hacer “reaccionar” como lo hace, a bombo y platillo, con Irán, Siria o Venezuela y Cuba.

“La mano que no puedes torcer, bésala”. Trump y su yerno, el israelí Jared Kushner, además de intentar liquidar la cuestión palestina, la han besado, la van a seguir besando y dentro de poco besarán la del presidente iraní Ruhani.

No obstante, ni el presidente ni su yerno, encargado de un crimen contra la humanidad, parecen enterarse de que Palestina no es menos que Corea del Norte. Los segundos tienen programas nucleares y los peineros el incondicional apoyo de todos los árabes (a excepción de una ínfima minoría) y de todos los musulmanes a excepción de muy pocos sionizados.

Kushner y su comanditario Benyamin Netanyahu no parecen enterarse de que en esta parte del mundo y en otras, todos somos palestinos.

De hecho, hace poco, Trump declaraba en público en medio de las carcajadas de la asistencia que los países del Golfo que protege o pueden durar una semana sin su protección… ¿Por qué?

 A todas luces Trump “protege” por extorsión y no le importa el régimen que no puede durar una semana sin su protección.

¿Para qué seguir hablando de derechos humanos y de valores morales?

Mejor seguir la vía de Kim Jong il.

La doctrina Trump: decretar sanciones (guerra económica) y declarar que desea negociar.

¿En qué quedamos?

El hombre ha fracasado en todo y su yerno lo va a llevar al desastre: Los hay que no “resisten” gracias a su apoyo como Venezuela, Cuba, China, Rusia, Irán, Siria, El Yemen y, casi todo el mundo… a excepción de los enanos europeos.

Show More

Related Articles

Close
Close