Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Ghali-Gate: Crísis y sus consecuencias

Justificar lo injustificable

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Ante las inflexiones que está conociendo el Ghali-Gate y ante la, cuando menos, asombrosa actitud de la jefa de la diplomacia española, no es ilegítimo preguntarse por su interés en la continuación e incluso agravación de la crisis entre España y Marruecos.

¿Inexperiencia o ingenuidad? Difícil de concebir a un (una) ministro/ministra de AAEE que ignore que el separatismo es uno e indivisible.

Día tras días, después de la desatinada valoración de que el Ghali-Gate no afectaría la relación con Marruecos (y de haber sido así solo Dios Sabe el próximo paso de la señora Laya en este sentido), va apareciendo que la ministra de AA.EE es la abanderada de la ofensiva anti-marroquí en España, en la que no acierta ni una.

Contra molinos de viento…

Quién podria creer (aceptar) la inocencia o « razones humanitarias » de un profugo que se atreve a entrar al pais con identidad y nacionalidad falsas? Qué ministra es esta que lo acepta, respalda y defiende?

Así las cosas, su tergiversación de la realidad de la crisis, sus convulsionadas medio verdades y analogías entre su obra siniestra (contra Marruecos y contra España) y el flujo migratorio en Ceuta la colocan como base y pilar de la crisis entre los dos países vecinos.

Diplomacia de pandereta que nos recuerda tiempos que creíamos remotos.

La crisis entre España y marruecos tiene nombre: Arancha Rodríguez Laya.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page