CrónicasEn voz altaFeatured

 Ghaligate: Argelia y su Polisario tratan de teñir la imagen de la Casa Real española

Muy grave!

Ante la dimensión que está tomando en España y fuera de ella el escándalo del Ghaligate y el, cuando menos, inapropiado papel del gobierno español en este, sin precedentes, atentado contra la justicia y el derecho internacional, en Argel y en su Tinduf es el ¡sálvese quien pueda!

De esta forma la “prensa” de la milicia del Polisario como “ecsaharaui” se ha atrevido a mancillar la imagen de la Casa Real española, utilizando la figura del rey emérito Juan Carlos I, para intentar implicarlo en las acciones legales contra el jefe de su banda, el llamado Brahim Gjali, entrado a España a escondidas, con nombre y nacionalidad falsos para esquivar las incontables acusaciones de crímenes de lesa humanidad contra él ante la justicia española.

Las excelentes relaciones entre las casas reales española y marroquí parece constituir un obstáculo ante la empresa desestabilizadora del régimen argelino y su milicia del Polisario.

De tal modo que una nota publicada y distribuida por la prensa del Polisario ecsaharaui.com e !ironia del destino (o de la coyuntura) compartida  desfachatadamente por ciertas terminales mediàticas de algunos sectores del gobierno, afirmaba que la querella presentada por las victimas de Brahim Ghali, era el abogado del Rey emérito Juan Carlos I José Manuel Romero, que fue asesor Legal de la Casa Real española desde 1993.

No obstante, la vil tentativa argelino-polisarista fue rápidamente descubierta y desmentida.

Las querellas (en plural) y de diferente grado de culpabilidad y de gravedad contra el prófugo, el hombre de paja de los generales de Argel no puede ser obra de una sola fuente ni de un solo medio. Desde la violación, hasta la tortura, pasando por asesinatos, secuestros, órdenes de detención arbitrarias etc. Los querellantes contra el genocida son diversos y de distintas nacionalidades.

Descubierta la grave acusación contra la máxima ilustración de la soberanía de España, no pocos se han quedado perplejos ante el aterrador silencio de las mencionadas terminales mediatecas de ciertos sectores gubernamentales en España, habitualmente exagerada y enigmáticamente activos cuando se trata de mancillar la imagen de Marruecos y sus símbolos y de tratar de eclipsar la verdadera razón de la crisis con Marruecos con secundarios y subsidiarios flujos migratorios.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page