Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Ghaligate en los campamentos de Tinduf: Decepción e incertidumbre

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

A Argelia y su Polisario les va a costar mucho calmar las sospechas e indignacion hacia un “presidente” que impuso el mentor y que ahora arrastra la vergüenza y la indignidad.

En los campamentos no pocas madres han querido sumarse a los querellantes contra el “presidente” prófugo de justicia por la deportación de sus hijos a Cuba o hacia unidades militares de donde muchos nunca han vuelto nunca.

Los dispositivos puestos en pie por el mentor argelino en su gulag de Tinduf han sembrado el terror para intimidar a posibles “atrevidos” en estas difíciles circunstancias que atraviesa Argelia y su milicia.

De esta forma, desde hace semanas, hay doble y hasta triple ración de arroz y promesas a punta pala de que…

La gente, no obstante, siente vergüenza de tener un “presidente” violador, torturador y asesino.

“Esto se acaba”, comentaba el joven MSDR ferviente militante del separatismo y de la concepción de la guerra fría. « Ahora van a tener que pagar al abogado con nuestra ayuda humanitaria internacional », acuso.

“No nos equivoquemos. Nada será como antes”. FQI sabe lo que dice por haber ejercido como consultor del ex fallecido “presidente” Mohamed Abdelaziz.

La gente evoca con cariño y adhesión al MSP “único capaz de poner fin al drama de esta población”, se atreve a advertir FQI.

Antes y después. La dignidad saharaui no acepta a violadores.

 

 

 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page