Ginebra/Sahara Marruecos: la legalidad en la representación

0

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

En los tristes campamentos hay sensación de conocer a los verdaderos representantes de los saharauis que efectuaran el viaje a Ginebra con la delegación de su país: Marruecos.
AAEE/Cooperación marroquí dijo hoy que una delegación marroquí   viajará a Ginebra del 5 al 6 del actual para participar en la “mesa redonda” sobre el Sahara marroquí.
Esta participación es respuesta a la invitación del Enviado Personal del Secretario General, Horst Köhler, dirigida el 28 de septiembre y el 23 de noviembre, a Marruecos, Argelia, a la banda del “Polisario” y Mauritania.
La delegación marroquí encabezada por Nasser Bourita, Ministro de Relaciones Exteriores de Cooperación Internacional, incluirá a Omar Hilale, Representante Permanente del Reino de Marruecos ante las Naciones Unidas en Nueva York, Sidi Hamdi   Errachid, Presidente de la Región Laayoune-Sakia El Hamra, Ynja Khattat, presidente de la región de Dakhla-Oued Eddahab, y Fatima Adli, un actor asociativo y miembro del Consejo de la Ciudad de Smara.
Es decir, se trata de un encuentro entre auténticos saharauis, legítimamente representando a la población saharaui, salidos de las urnas y otros impuestos en los cuarteles argelinos, encargados de eternizar el “problema” a fin de seguir, como hasta ahora, beneficios a expensas de la pobre población de los tristes campamentos.
O sea: que la población de los campamentos de Tindouf ya conocen sus verederos y legítimos representantes sin hilos de marionetas argelinas.