Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Guerra de posiciones en Tinduf: Donde hay patrón (Argelia) no manda marinero (Polisario)

Los coletazos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

A pocos meses de la celebración del próximo congreso de la milicia argelina del Polisario, Mustafa Sidi Bachir, alias Bachir Mustafa Asayid parece acariciar su sueño de principal adversario del refugiado Al Ghali Al Mostafa Assayid, alias Brahim Ghali para hacerse cargo del Frente.

El hombre al que acaban de tirar de las orejas sus mentores argelinos, después de su reciente crisis de confesión en Paris, acaba de señalar con el dedo la responsabilidad de Al Ghali en el fracaso de la «guerra» contra Marruecos.

De hecho, ¿Ha fracasado la guerra contra Marruecos, ¿qué se espera entonces? ¿Él la puede resucitar? ¿Y sus miles de camellos en Mauritania?

Recalcitrante como es, el hermano del fundador del Polisario confía en el “apoyo” de su tribu que, dicho sea de paso, es la misma de su “adversario” de turno, su familiar y paisano de Rhamna, en Marruecos, cuna de sus respectivas familias y raíces.

La nueva salida de Al Mostafa Sidi Bachir se enmarca, sin embargo, en una clara guerra de posiciones de cara al próximo congreso de la banda armada, lo que presagia, habida cuenta de la valoración del mentor, amo y señor argelino a la personalidad y personaje del individuo después de haber “negociado” con Estados Unidos la concesión   de una base americana en el Sahara sin aval argelino, una guerra abierta entre los diferentes clanes del Polisario, preludio de un comienzo del fin.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page