América LatinaEconomíaFeaturedSociedad

GUERRAS COMERCIALES Y POBREZA MUNDIAL Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. – Director del Centro de Estudios del Magreb Para las Américas

Anàlisis

Santiago de Chile/infomarruecos.ma/conacentomarroqui

Según estudios, las Guerras comerciales entre el capitalismo liberal y el capitalismo de Estado obstaculizan la salida de la pobreza. La analista Natacha Pisarenko manifiesta que, como siempre, los países más pobres económicamente están siendo usados, con su mano de obra, cada día, más para servir de fábricas de insumos a bajo costo, aunque otros analistas manifiestan que, por ejemplo, en América Latina la robotización estaría terminando con dicha mano de obra.
Las tensiones comerciales en el mundo van en aumento, en especial entre China y Estados Unidos, (EE.UU.) y entre EE.UU. y la Unión Europea (UE) y esto es una gran amenaza para que los países más pobres puedan mejorar sus condiciones económicas lo cual, además, aumentaría las migraciones, afectando a las naciones menos preparadas para recibir grandes cantidades de seres humanos con lenguas distintas, artes y cultura diferentes.
El Banco Mundial advierte que los conflictos entre las principales potencias económicas, léase China y EE.UU. (aún no habla de la Unión Europea) “están interrumpiendo las cadenas de suministro y haciendo que los fabricantes aplacen las decisiones de inversión para evitar quedar atrapados en el fuego cruzado de la guerra comercial”. Por otro lado, el mismo Banco Mundial Banco Mundial estimó que la economía de América Latina culminará este año sin crecimiento, una importante reducción de 1,7 puntos porcentuales respecto a su pronóstico más reciente de junio. Venezuela, según el Banco Mundial, no es el único país que se resiste a despegar económicamente debido a sus intereses ideológicos, al manejo político, narcotráfico, emigración de sus mentes más lúcidas, etcétera.
Las tres economías más grandes de la región también muestran un desempeño decepcionante pero no como la venezolana: Argentina está sumida en una crisis, Brasil apenas sale de una recesión y México padece de desaceleración. Aparentemente, Chile es el único país de la región que sobrevive a la hecatombe a pesar de que la guerra económica a afectado en demasía su intercambio con su principal socio comercial que es China. Seguramente, ahora, tendríamos que sumar a Ecuador país que está pasando por una gran crisis política, originada por el alza de los hidrocarburos.
El Estudio del Banco Mundial, dirigido por Aaditya Mattoo dice que durante años, los países pobres han podido « usar exportaciones para salir de la pobreza » al suministrar componentes a las empresas multinacionales. También hay que considerar que las transnacionales se están apropiando rápidamente del agro de los países pobres; en otras palabras, se están adueñando de los alimentos. Lo mismo sucede con los productos farmacéuticos los cuales están limitando rápidamente la subsistencia de los seres humanos debido a sus escandalosos precios.
Donald Trump, presidente de EE.UU. se ha opuesto a decenas de años de apoyo de su país a un comercio cada vez más libre. Con estas políticas el quiere reducir los vastos déficits comerciales de Estados Unidos, y ha aplicado aranceles al acero y otros productos extranjeros, emprendiendo una guerra comercial con China, olvidándose o por ignorancia o mal asesoramiento, que las economías de este siglo son extremadamente dependientes las unas de las otras. Él ha acusado a los chinos de robar tecnología y presionan a las compañías extranjeras para que entreguen secretos comerciales.
Afortunadamente, Trump, quien encara un impeachment está recapacitando sobre su guerra comercial en contra de China, no así en contra de la Unión Europea a la cual impuso aranceles a las importaciones por 7,500 millones de dólares, lo cual tendrá también que reestudiar pues la Unión Europea también es una aliado estratégico militar de EE.UU. Trump debe entender que las guerras comerciales amenazan con causar una recesión económica mundial debido a que EE.UU. y la Unión Europea intensifican una disputa que pone en peligro la relación de intercambio más grande del planeta.
Trump se reunió la semana pasada en la Casa Blanca con el vice primer ministro chino Liu He. El Presidente de Estados Unidos, anunció que las dos mayores economías mundiales alcanzaron un acuerdo inicial para dar fin a la guerra comercial. Trump ha decidido, por ahora, (decimos por ahora pues siempre cambia de opinión a última hora), firmar un acuerdo con China, aprovechando la reunión de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) en Chile que se llevará a efecto en noviembre 2019. Esto ha significado que el presidente Piñera de Chile manifestara que “Significará recuperación de la economía”
El Presidente chileno valoró el anuncio de un primer acuerdo entre ambas potencias que podría poner fin a la guerra comercial que llevan hace ya varios meses. Piñera manifestó su satisfacción con la noticia, destacando las repercusiones positivas que esto tendrá para Chile y el resto del mundo. Piñera indicó que la firma « significará recuperación de la economía, el comercio mundial y el precio en nuestras principales exportaciones ». Para el Presidente chileno chileno las « grandes potencias, en vez de enfrentarse, deben liderar soluciones y grandes desafíos como el cambio climático ». Se espera con ansias de que estos países lleguen a un acuerdo y así eviten más pobreza y hambre en el mundo, es especial en los países en vía de desarrollo.

e-mail: conchamhgmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page