FeaturedTú, por ejemplo

HÁBIL MANIOBRA DIPLOMÁTICA MARROQUÍ MODIFCA EL TABLERO INTERNACIONAL

 

En una sorprendente y exitosa maniobra diplomática, Marruecos ha restablecido relaciones diplomáticas con Cuba demostrado que está dispuesto a romper con los paradigmas del pasado y asumir un rol más activo en la política mundial.

LA MANIOBRA DIPLOMÁTICA MARROQUÍ

La activa diplomacia marroquí, conducida en forma directa por el rey Mohamed VI, acumula éxitos y asume un protagonismo sin precedentes para un país árabe y africano.
En 2015, Mohamed VI viajó a Rusia, India y China para abrir mercados no tradicionales para los productos marroquíes y atraer nuevas inversiones al país magrebí.
En el año 2017, el rey dedicó todos sus esfuerzos al continente africano. Desde su ascenso al trono, Mohamed VI ha realizado más de sesenta viajes de Estado al África Subsahariana firmando cientos de tratados y convenios comerciales con los países del continente.
Estos viajes del monarca le permitieron estrechos vínculos personales con los jefes de Estado del continente, conocer de primera mano la situación de los pueblos africanos y llevar la solidaridad y la ayuda humanitaria marroquí a los más necesitados de África.
Los reforzamientos de los vínculos con África culminaron en el retorno de Marruecos a la Unión Africana (enero de 2017) y la solicitud de su cambio de status dentro de la Comunidad de Estados del África Occidental (CEDEAO).
AMÉRICA LATINA EN LA MIRA
Recientemente, la diplomacia marroquí ha dado muestras de su creciente preocupación por el continente americano.
Comenzó con declaraciones del ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación internacional de Marruecos expresando su preocupación por las violaciones a los derechos humanos que el régimen chavista perpetraba contra su propio pueblo en Venezuela.
Pero, la maniobra más sorprendente llego casi inmediatamente cuando Marruecos y Cuba, dejando a un lado sus diferencias del pasado, restablecieron sus relaciones diplomáticas a nivel de embajadores.
El viernes 21, los Embajadores Representantes Permanentes del Reino de Marruecos y de la República de Cuba, ante la Organización de Naciones Unidas, Omar Hilale y Anayausi Rodríguez Cornejo “guiados por la mutua voluntad de desarrollar relaciones amistosas y de cooperación entre los dos países en los ámbitos político, económico, cultural y otros” acordaron restablecer las relaciones diplomáticas.
El acuerdo facilitara los intercambios comerciales y la cooperación económica entre el reino magrebí y la isla socialista. Al mismo tiempo reforzará la presencia y los vínculos e intereses marroquíes en el continente americano.
MALAS NOTICIAS PARA EL FRENTE POLISARIO
El acuerdo diplomático entre Marruecos y Cuba constituye, por otra parte, una piedra en los dientes para los separatistas del Frente Polisario y sus patrocinadores argelinos.
Cuba y Argelia tienen una larga tradición de estrechas relaciones y de cooperación militar que se remonta a los años sesenta, en plena Guerra Fría, cuando la Revolución Cuban deba sus primeros pasos y Argelia aún luchaba por su independencia.
En la proximidad entre Cuba y Argelia se encontraba la causa del distanciamiento entre Cuba y Marruecos. No existía otro motivo.
Hoy ambos gobiernos han dado la vuelta a esa página de la historia para iniciar una nueva y más prometedora etapa de amistad y cooperación.
Pero, los más perjudicados con este acercamiento sin precedentes entre Marruecos y Cuba son los separatistas del Frente Polisario.
Durante décadas fue un importante patrocinador del Polisario, tanto en América Latina como en los foros internacionales.
Cuba incluso ofrecía abundante cantidad de becas para que niños provenientes de los campamentos de Tinduf estudiaran y se formaran profesionalmente en la isla caribeña. Incluso algunos miembros del Polisario recibían instrucción militar en Cuba.
Ahora, el acuerdo entre Marruecos y Cuba es nuevo vital golpe al apoyo internacional de que ha gozado hasta ahora el Frente Polisario.
Debido a la hábil diplomacia desplegada por el rey Mohamed VI, los separatistas se encuentran cada vez más aislados internacionalmente. No habían terminado de asimilar el retorno de Marruecos a la Unión Africana, el único foro internacional donde habían logrado -gracias al patrocinio de Argelia- hacer pie, que ahora han perdido su aliado más importante en América Latina y su vocero en tanto en los círculos internacionales de la izquierda como en los foros diplomáticos internacionales.
Mal momento para las ilusiones de los separatistas.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page