América LatinaCrónicasFeatured

¿HACIA DÓNDE VA EL COVID-19? Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD Docente-Chile

 

Este virus ha sacado lo mejor de los seres humanos; la solidaridad perdida, la paz ignorada, las religiones olvidadas, están nuevamente en la mente de los seres humanos como una salida a una nueva vida…

Al  escribir este texto, es posible consultar más de 800 artículos en PubMed[1] sobre el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) o la enfermedad que causa (COVID-19), además de otros tantos disponibles en los repositorios de artículos todavía no revisados (pre-prints). “Jamás en la historia de la ciencia ha habido tanto conocimiento sobre un virus a los dos meses de haberse descubierto. Es una muestra de las posibilidades que tenemos hoy en día para combatir este tipo de amenazas” que desafortunadamente ha paralizado a toda la humanidad. De acuerdo a lo sucedido podemos decir que el virus letal llamado Coronavirus derrotó a todos los arsenales atómicos del mundo y seguramente acabará con muchas de las guerras de palabras y actos terroristas alrededor del Planeta Tierra.

Entre los estudios que hemos visto, están los de Christian Drosten, quien publicó en línea una secuencia genética (del genoma humano) [2] del Coronavirus el pasado 28 de febrero en donde manifestó que a medida que el genoma  se ha esparcido por el mundo más de 350 secuencias se han compartido en el GISAID[3]. Las pistas ofrecidas por GISAID dicen que el virus del Coronavirus se seguirá propagando pero, la R.P. China informó ayer 19 de marzo que ya tiene una vacuna para dicho virus… De hecho, en China llevan ya 2 días sin nuevos casos de Coronavirus ¿será que están usando la nueva vacuna, sin informarle al mundo?

Según la   afamada revista Sciencie uno de los grandes problemas al combate del virus es la fracción de casos indocumentados pero infecciosos que “es una característica epidemiológica crítica que modula el potencial pandémico de un virus respiratorio emergente” A menudo estas infecciones, según Sciencie, experimentan síntomas leves, limitados o nulos y, por lo tanto, no se reconocen y, dependiendo de su contagio y número, pueden exponer a una porción mucho mayor de la población al virus de lo que ocurriría de otra manera.

Sciencie dice: “Desarrollamos un modelo matemático que simula la dinámica espacio-temporal de las infecciones entre 375 ciudades”. Dividimos las infecciones en dos clases: “(i) personas infectadas documentadas con síntomas lo suficientemente graves como para ser confirmados, es decir, infecciones observadas; y (ii) individuos infectados indocumentados”. Estas dos clases de infección tienen tasas de transmisión separadas.

Por su parte, el Virólogo del Hospital Universitario Charité de Berlín, Drosten había secuenciado y documentado el virus de un paciente alemán infectado en Italia. El genoma era similar al de un virus encontrado en un paciente en Munich, más de 1 mes antes; ambos compartieron tres mutaciones no vistas en las primeras secuencias de China. Drosten se dio cuenta de que la similitud podría sugerir que el brote italiano fue “sembrado” por el de Baviera, que funcionarios estatales de salud pública dijeron que habían anulado al rastrear y poner en cuarentena a todos los contactos confirmados. Pero pensó que era igual de probable que una variante china que portaba las tres mutaciones hubiera tomado rutas independientes a ambos países. El genoma recientemente secuenciado “no es suficiente para reclamar un vínculo entre Munich e Italia”, tuiteó Drosten.

La advertencia de Drosten fue ignorada. Después, Trevor Bedford, del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, que analiza el flujo de genomas virales, tuiteó que el patrón “sugería” que el brote en Baviera no había sido contenido después de todo, y había desencadenado el brote italiano. El análisis se extendió ampliamente en Twitter y en otros lugares. Es muy posible que el gobierno y autoridades sanitarias italianas hayan ignorado un par de casos y no los consideraron graves haciéndose cómplices, “por omisión” de la pandemia más grande de la península desde la Peste bubónica en la Edad Media.

Por otra parte, la viróloga Eeva Broberg, del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, está de acuerdo con Drosten en que existen escenarios más plausibles de cómo la enfermedad llegó al norte de Italia que la propagación no detectada desde Baviera. Los académicos no se ponen de acuerdo y están perdidos en la vorágine de dudas sobre el virus. “Tengo que patear un poco el trasero [de Bedford] para esto”, dice Richard Neher, biólogo computacional de la Universidad de Basilea que trabaja con Bedford. “Es una historia de advertencia”, dice Andrew Rambaut, un biólogo evolutivo molecular de la Universidad de Edimburgo. “No hay forma de que puedas hacer esa afirmación solo con la filogenia”. Bedford ahora lo reconoce. “Creo que debería haber sido más cuidadoso con ese hilo de Twitter”.

“Esta es una enfermedad increíblemente importante. Necesitamos entender cómo se está moviendo “, dijo Bette Korber, bióloga del Laboratorio Nacional de Los Alamos quien estudia, como tantos otros, el genoma del SARS-CoV-2 (coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo). Sin embargo, por ahora, los científicos que analizan los genomas solo pueden hacer “sugerencias”.

La pregunta más básica sobre la enfermedad: ¿qué patógeno la está causando?, fue hecha a principios de enero, respondió que los genomas que siguieron fueron casi idénticos, lo que sugiere que el virus, que se originó en un animal, se había cruzado a la población humana solo una vez. Si hubiera saltado la barrera de las especies varias veces, los primeros casos humanos mostrarían más variedad pero, estos son todos similares.

Por ahora, el SARS-CoV-2 acumula un promedio de aproximadamente una o dos mutaciones por mes, dice el académico Rambaut. Utilizando estos pequeños cambios, los investigadores elaboran árboles filogenéticos, al igual que los árboles genealógicos, hacen conexiones entre los casos y evalúan si puede haber una propagación no detectada del virus. Aparentemente y de acuerdo a lo que sucede en China, esto no sucederá, al menos por ahora.

El segundo  genoma del virus secuenciado en Washington, de un adolescente diagnosticado el 27 de febrero, parecía ser un descendiente directo del primer genoma, de un caso encontrado 6 semanas antes. Bedford tuiteó que consideraba “altamente improbable” que los dos genomas vinieran de introducciones separadas, y dijo que el virus debe haber estado circulando sin ser detectado en Washington. Ambos pacientes vinieron del condado de Snohomish, lo que hace que el vínculo sea mucho más persuasivo que el que Bedford estableció entre Baviera e Italia, dice Rambaut: “Es muy poco probable que este virus altamente relacionado viaje exactamente a la misma ciudad en Washington”. ¿Será por esto que en Chile, el conocido Dr. File dijera que el virus no nació en China sino que en Estados Unidos y que este fue producto de un accidente de un  Laboratorio de clase II de EE.UU.? File se basó en un artículo escrito por el investigador indio Prashant Pradhan, del Instituto de Tecnología de la India, quien a los pocos días se retractó y retiró su artículo diciendo que se había equivocado.

La peligrosidad del virus ha sido diferente de un país a otro. En Italia han ocurrido más muertes que en Chine; en España es casi lo mismo. Chile, con cerca de 600 casos comprobados hasta el día de hoy no presenta ningún fallecimiento por el COVID-19 ¿Qué hace que la letalidad sea diferente en los países de Latinoamérica y Europa? Esta pregunta aún no la han desarrollado los científicos.

Por otra parte, los científicos también explorarán la diversidad genómica en busca de signos de que el virus se estaría volviendo más peligroso. Al respecto es necesario tener mayor precaución. Un análisis de 103 genomas publicado por Lu Jian de la Universidad de Pekín y sus colegas el 3 de marzo en la National Science Review argumentó que caían en uno de dos tipos distintos, llamados S y L, distinguidos por dos mutaciones. “Debido a que el 70% de los genomas secuenciados de SARS-CoV-2 pertenecen a L, el tipo más nuevo”, los autores concluyeron que este tipo ha evolucionado para volverse más agresivo y extenderse más rápido. Pero, si esto fuera así ¿cómo los casos detectados en China son igual a 0 en los últimos días? La verdad es que hay mucha confusión al respecto.

Rambaut dice que “Uno de estos linajes (S o L) será más grande que el otro por casualidad”. Algunos investigadores han pedido que se retraiga el papel. “Las afirmaciones hechas en él son claramente infundadas y corren el riesgo de difundir información errónea peligrosa en un momento crucial del brote”, escribieron cuatro científicos de la Universidad de Glasgow en www.virological.org. Pero, en una respuesta, Lu Jian escribió que los cuatro habían entendido mal su estudio.

“La mayoría de los cambios genómicos no alteran el comportamiento del virus, dice Drosten. La única forma de confirmar que una mutación tiene un efecto es estudiarla en el laboratorio y demostrar, por ejemplo, que ha mejorado en la entrada de células o la transmisión, dice. Hasta ahora, el mundo se ha librado de esa mala noticia”.

La mass media, todos los medios de comunicación a través del Planeta, y por primera vez en la historia de la humanidad se está viviendo una epidemia en tiempo real: todos los medios de comunicación, varias veces al día, todos los días los medios  hablan del nuevo coronavirus. Hay que añadir el efecto multiplicador de las redes sociales. Esto nos lleva a plantearnos una vez más que “lo que no se comunica no existe”. Lo bueno de todos esto es que la mayoría de los gobiernos han entendido que deben salvar a sus pueblos y no ocultarles nada.

Lamentablemente, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, ha decidido encarcelar a los médicos que denuncian nuevos brotes de la pandemia. En Cuba, al parecer se ha hecho lo mismo. Por otra parte los cubanos dicen que la Testosterona Sintética es un arma formidable contra el coronavirus y han logrado venderles este producto a países como Venezuela y al municipio de Recoleta en Santiago de Chile, el cual es liderado por el Partido Comunista. Todos los científicos, en especial la OMS dicen que este producto no es capaz de vencer al virus COVID 19. El presidente de Chile regañó fuertemente y públicamente al Edil de Recoleta por importar miles de dólares en un producto inservible para curar el virus.

Lo bueno de este virus es que está provocando solidaridad y amor por el prójimo, respeto e interés por los más viejos, amor por la paz, más cercanía a Dios, gobernanza y gobernabilidad en los gobiernos…

E-mail: conchamhqgmail.com

[1] PubMed es un motor de búsqueda de libre acceso que permite consultar principal y mayoritariamente los contenidos de la base de datos MEDLINE, aunque también una variedad de revista científicas de similar calidad pero que no son parte de MEDLINE.

[2] Genoma humano. El genoma humano es el genoma del Homo Sapiens, es decir, la secuencia de ADN contenida en 23 pares de cromosomas en el núcleo de cada célula humana diploide. … Así, el genoma humano contiene la información básica necesaria para el desarrollo físico de un ser humano completo.

[3] Base de datos creada en Alemania por Freunde Gisaid (sin fines de lucro)  que proporciona el acceso público a la colección más completa de secuencias genéticas de datos de la influenza (virus)  y de datos clínicos y epidemiológicos relacionados.

Show More

Related Articles

Close
Close