Hospital Español de Tánger Primera Parte Julio Romé Gonzalez

0

 

 Redacción de Tánger / Julio Romé Gonzalez

 Infomarruecos/Conacentomarroqui

     El Hospital Español de Tánger llegó a convertirse, en los años cincuenta, en el mejor centro sanitario del norte de Marruecos. Actualmente, con más de un siglo de vida, funciona como Centro de Atención Primaria, alberga la Residencia de Ancianos, acoge actividades formativas y trabaja en proyectos de cooperación con la Sanidad Pública Marroquí. 

     Los españoles residentes en Tánger a finales del siglo XIX acudían al Hospital inaugurado en 1888, situado en el camino de Safaced o de San Francisco, gracias a la buena gestión del Padre Lerchundi, Superior de los Misioneros Católicos en Marruecos. Dos médicos militares españoles, cinco hermanas franciscanas y varias enfermeras atendían a los pacientes, el centro contaba con una Escuela de Medicina que ofrecía formación a profesionales españoles y marroquíes. 
     La posguerra española desplazó a muchos españoles a tierras marroquíes, sobre todo al norte del país, donde España había instaurado un protectorado. Estos emigrantes fueron a añadirse a los que ya residían en Tánger, y pronto se hizo evidente que una colonia tan numerosa, que superaba las 50.000 personas, necesitaba unas instalaciones sanitarias nuevas. Así fue como, en 1950, el Gobierno Español, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, decidió construir el actual Hospital Español, situado junto al Consulado de España en Tánger. El Centro, que llegó a convertirse en el mejor del norte de Marruecos, gozaba de gran reconocimiento y prestigio no sólo entre la población tangerina sino en gran parte de Marruecos. 
     Para la época era un Hospital excelente que ofrecía 14 especialidades médicas y disponía de 200 camas, asegura el director del hospital. Estaba provisto de todos los avances de la época, tres quirófanos, rayos X, laboratorio de análisis, salas de consultas y servicios. Un equipo de 14 médicos, junto a los practicantes y la Comunidad de religiosas enfermeras Franciscanas atendía a la colonia española y a pacientes marroquíes o de otras nacionalidades. Una de sus prioridades eran los ciudadanos españoles sin recursos económicos que asistía el Consulado, social y sanitariamente, a través del Hospital. 
 Marruecos Independiente en 1956 
      Con la Independencia de Marruecos, Tánger dejó de ser ciudad internacional y se integró en el Reino en octubre de 1956. Los vaivenes políticos y sociales derivados de la nueva situación obligan a una parte de la colectividad española y europea a regresar a sus países de origen o buscar otros destinos. A este hecho debe añadirse la creación de una red marroquí de hospitales, además de la salida de las universidades de jóvenes médicos marroquíes. Estas circunstancias explican la disminución de la actividad del Hospital.
    Esta situación obligó al Hospital a ir cerrando servicios en algunos casos y, en otros, a recurrir a médicos privados locales, en régimen de colaboración, hasta 1988, año en que da por finalizada esta colaboración. 
 En la actualidad 
       El Hospital continúa ubicado en el mismo emplazamiento, un edificio de tres plantas rodeado de un hermoso jardín junto al Consulado Español, situado en una propiedad del Estado Español. Actualmente atraviesa una época de transición. La actividad del Centro se desarrolla a través de las consultas externas de medicina, el laboratorio de análisis clínicos, la farmacia, el servicio de rehabilitación, el servicio de ecografía y la Residencia de la tercera edad así como el aula médica y la sala de informática médica. 
     El Centro ofrece asistencia sanitaria gratuita en las consultas y servicios citados a la colectividad española residente y transeúnte en Marruecos, así como a pacientes marroquíes que son remitidos por la Embajada y los Consulados de España en Marruecos y a enfermos sin recursos que envían las distintas instituciones benéficas de la ciudad. 
      En la planta baja están situados los servicios médicos: consultas médicas, laboratorio, farmacia, sala de rehabilitación y servicios generales. El ala norte está ocupada por la Residencia de ancianos. El personal al servicio de este Hospital esta formado por el equipo médico compuesto de dos facultativos, ocho A.T.S., tres administrativas, y el personal de servicios. 
     La actual Residencia de ancianos se inauguró en 1996. Con veintiséis habitaciones, dos comedores, salas de televisión, salones de estar, talleres, salas de peluquería, acoge en la actualidad a treinta residentes españoles mayores de 65 años de ambos sexos residentes en Marruecos, atendidos por un equipo de enfermeras, auxiliares de clínica, fisioterapeuta y personal de servicio. Los ancianos disfrutan de unas amplias y confortables instalaciones además de dos zonas de jardines por las que pasean y toman el sol. 
    La ocupación actual de todas las habitaciones hace necesario la ampliación de la Residencia debido a la demanda del colectivo español residente en Marruecos por lo que se esta procediendo al acondicionamiento de las habitaciones de la tercera planta del Hospital. 
 Proyectos de cooperación 
     En 1990 se firmó el protocolo de aplicación del Convenio Hispano-Marroquí de Cooperación Científica y Técnica, en el marco del cual se están elaborando programas de cooperación con la Sanidad Marroquí. 
    Asimismo en junio del 2000 se inauguraron la Sala Médica y el Aula de Informática, con las que el Hospital abre sus puertas a actividades formativas dirigidas a los profesionales sanitarios, como cursos, conferencias y seminarios que imparten diversas organizaciones médicas. En la misma fecha se puso en funcionamiento el Centro de comunicaciones Médicas que ofrece consulta y acceso a los recursos de información médica a través de Internet.