FeaturedMarruecos

Infomarruecos y Conacentomarroqui presentan La novela 11-M: Madrid 1425 De Said Jedidi Capítulo Quinto  II

 Según el autor de Musulmán bueno versus musulmán fundamentalista « expertos dicen que todo musulmán que no se atiene a la visión occidental de musulmán bueno es sospechoso de ser fundamentalista». No sólo «visión occidental» sino también visión occidentalizada.

Imperativos de la seguridad nacional de Estados Unidos o de Israel toman en muchos países árabe-musulmanes el carácter de interés estratégico nacional la defensa de intereses estratégicos estadounidenses que se convierten en deontología democrática del «prójimo» no occidental.
En la mayoría de los países musulmanes[1], los regresados del infierno… muy occidental de Guantánamo después de largos años de tortura y privación corporal y moral, sin juicios ni conocidos cargos, fueron  «acusados» de lo que ni siquiera EE.UU. se atrevió a formular.
Dos pesos, dos medidas. La geometría variable.
En la época de la ocupación soviética de Afganistán, cuando los « terroristas» se llamaban moujahidin, los que luchaban contra «los ateos comunista» eran considerados, también por la mayoría de los que los condenan hoy, como héroes del Islam y defensores de los preceptos del Corán.
 Hoy el ocupante es distinto y la concepción y relación con este ocupante es distinta…. momentáneamente:
Aunque la idea aun está en su génesis, a juzgar por las diferentes reacciones de los actores de la sociedad civil en Marruecos, por ejemplo, acapara cada vez más la atención:
Los métodos seguidos hasta ahora en esta lucha anti-terrorista muestran sus límites y su ineficacia. Los que pasaron lustros en el Guantánamo salieron de él más extremistas y los militantes radicales cumplen penas y se radicalizan más.
Una nueva estrategia propia de cada país para combatir un posible descarrilamiento religioso se impone. Lejos de las injusticias, de las exclusiones, de las imparcialidades y de las geometrías variables.
Ni en Irak ni en Afganistán se vislumbran perspectivas de la estabilidad prometida. La geometría muy variable produce efectos nefastos efectos. Muchos otros países, como Somalia y gran parte del Nor.-Oeste africano fueron contagiados, no por el síndrome fundamentalista sino por la incongruente y desproporcionadamente parcial política de Estados Unidos, en tanto que Big Brather en este mundo mono polarizado en materia de gestión de crisis internacionales y se deslizan poco a poco pero irreversiblemente hacia estas arenas movedizas… del integrismo.
A muchos países se imponen inadecuados modelos de «lucha anti-terrorista» e inadaptadas concepciones de terrorismo”. Tanto que es tan terrorista el musulmán muy practicante como el que lleva un cinturón explosivo.
Musulmán bueno versus musulmán fundamentalista. Sólo los pro-israelíes o pro-política medí oriental de Estados Unidos no son terroristas.
Para Washington, como para TEL Aviv[2] todos los musulmanes son integristas… unos más militantes que otros.
No obstante, no pocos han comenzado a pensar que la cuestión de la seguridad colectiva de los ciudadanos del mundo es tan importante como para no dejarla entre los laboratorios y caprichos del Pentágono y así fue demostrado durante la visita del general V. Word a algunos países africanos en lo que en algunas capitales del continente era calificado de última oportunidad para obtener un apoyo de cara a la instalación del AFRICOM en algún país de África.
Más de cinco años después y pese a considerables, casi impresionantes medios de toda índole, no sería arriesgado afirmar que los Talibanes son igual o más fuertes que cuando estaban en el poder en Kabul y Al Qaida demuestra, cada día, que está muy lejos de haber perdido su capacidad destructora en un país (Irak), sin presencia del ocupante jamás hubiera podido irrumpir.
Sin embargo…
   « La iglesia busca con avidez oportunidades para escuchar la experiencia espiritual de otras religiones». Palabras de Su Santidad el Papa durante un encuentro multi-religioso en Sydney (Australia) donde se encontraba en el 2008 con motivo del Día Internacional de la Juventud.
A raíz de lo cual, reconociéndole más de un mérito moral, en el mundo musulmán, no pocos con una curiosidad sociológica han saludado está sana rectificación del Sumo Pontífice que anuncia, no sólo una nueva era de distensión entre el « El Foro católico Musulmán», creado en marzo entre el Vaticano y algunos líderes musulmanes en tanto que estrategia de diálogo para mejorar sus relaciones, sino una nueva toma de conciencia que anula, abroga y quizás incluso remplaza lo que podríamos llamar el « Espíritu de Regensburg» en alusión al discurso del Santo Padre en el 2006 en el que, con un anacrónico, feroz e indiscernible acento crítico acusó al Islam de violento e irracional.
Ahora parece que los musulmanes ni son violentos ni son irracionales, por lo menos no más que otros.
Probablemente estemos ante una nueva toma de conciencia ante teologías primarias, la inutilidad de los constantes atentados contra el Islam y contra los musulmanes y la autosugestión de la «única verdad tangible». La declaración papal merece una profunda reflexión. A excepción de algunos islamófobos discapacitados[3], el mundo, unos más que otros, está tomando conciencia de que « la supervivencia del mundo en sí depende del diálogo entre todos los credos».
«Di a los judíos y a los cristianos: terminemos nuestras diferencias. Sólo adoramos a un Dios. No le demos comparaciones. Somos musulmanes». Era hace 14 siglos. Es la azora III, aleya 64 del Corán.
Cultura de tolerancia. Un ejemplo de coexistencia y cohabitación pacíficas. Por ello para muchos musulmanes, a pesar de que curiosamente, incrustado en su imprudencia y mal gusto moral, Occidente, insensible e indiferente cuando se trata de profanar al Islam y su Profeta, sólo vio en este discurso papal llamamientos a un mayor respeto de ecologías, excusas a las víctimas de pedofilia por parte de curas australianos y otra estúpida etcétera, valoramos los propósitos de Su Santidad como ideas audaces, entre muchas otras cosas, porque nadie y de ninguna forma puede, a pesar de los diarios y lamentables reflejos pelvianos contra el Islam, negar la irreversibilidad del tiempo y del…destino.
Desfalleciente memoria la de los que no hacen esta lectura de este « estado de necesidad ».
     En su «Política para Amador » Fernando Savater revela que « a lo largo de 3200 años de historia sólo hemos conocido 300 años de paz».
Pocos…
No es ningún mito…Ninguna reminiscencia. Es la cruda realidad que juntos podemos y debemos cambiar: «Hemos sufrido cerca de 15000 guerras con 3640 millones de muertos». Mohamed Chakor tiene razón: « ninguna religión está exenta de crímenes y genocidios cometidos en nombre de Dios».
El propio Chakor precisa en « Dialogo euro-islámico» que « el siglo XX ha sido el más mortífero, debido a las atrocidades cometidas por los integrismos laicos, fascismos, nazismos, estalinismos o nacionalismos excluyentes».
 Siglo XX con sus vencedores y vencidos. Es decir: sus verdugos y sus víctimas. Siglo XX en el que el Islam y los musulmanes eran víctimas y dianas de todas las atrocidades.
¿Quién cometió tan horribles crímenes? Ni siquiera hace falta responder. Es la dialéctica de la historia y la lógica que la ilustra…

[1] La mayoría, porque en Sudan, por ejemplo, el retorno de Samy Al Haj fue festejado como acontecimiento nacional y popular.

2 El resto, cuando se trata de esta cuestión se limita a copiar opciones.
3 Algunos desde sus cargos en algunos gobiernos, como el de España y la ya anacrónica historia del velo.
 
 
 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page