Buenas tardes MarruecosEconomíaFeatured

 Informe económico y comercial sobre Marruecos Cuarta Parte SITUACIÓN ECONÓMICA Elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en Rabat (Actualizado a enero 2018) (Preparado para la publicación por M.Gharbi) POLÍTICAS FISCAL Y MONETARIA

  En una coyuntura internacional difícil, la política presupuestaria de Marruecos estos últimos años ha tenido como objetivo mantener el crecimiento económico y reestablecer los equilibrios macroeconómicos.

Con este fin el gobierno ha realizado una serie de reformas fiscales, ha reformado el sistema de subvención de la caja de compensación y ha racionalizado los gastos de los establecimientos públicos. La expansión de la política fiscal, marcada por la adopción de medidas sociales puestas en marcha en el marco de la Primavera Árabe, motivó la aparición de dos “déficits gemelos”, que en el 2013 alcanzaron en torno al 5,4% del PIB el déficit público y
7,2% del PIB el déficit por cuenta corriente, vinculados esencialmente con las importaciones energéticas y de otros bienes básicos para los que se mantiene una política de bienes subvencionados.
    La insostenibilidad de la situación provocó la necesidad de ir introduciendo medidas correctoras
paulatinamente, mediante subidas parciales de precios (junio 2013) o indexaciones parciales (septiembre 2013), hasta la puesta en marcha de una reforma global de la Caja de Compensación, que permitiera pasar de un sistema de sostenimiento de precios a un sistema de sostenimiento de las rentas más desfavorecidas. La paz social ha impulsado asimismo al alza otros gastos corrientes (vinculados esencialmente con los salarios y el empleo público), mientras que a principios del 2014 el Gobierno se vio obligado a realizar un recorte en la inversión pública en torno al 25% para compensar el fuerte crecimiento de los gastos corrientes.
   Estas medidas correctoras han ido produciendo resultados, pasando el consumo final de las
Administraciones Públicas de crecer del 3,1% en 2014 al 1,3% en 2016, y un 0.8% en 2017. La economía nacional habría sufrido una desaceleración del ahorro interior pasando del 22,5% del PIB en 2015 al 21,8% en 2016, pero en el 2017 h sido del 23.1% PIB. La tasa de inversión, ha pasado en porcentaje del PIB del 32,2% en 2014 al 30,2% en 2015 y 31,9 en 2016, siendo del 33.2% en el 2017. La tasa de ahorro nacional ha pasado del 26,4% del 2014 al 28,1% del PIB en 2016, para el 2017 ha sido del 28.9%. Las necesidades de financiación en porcentaje del PIB pasan del 5,8% en 2014 al 2,1% en 2015 y suben al 3,8% en 2016,y hasta el 4.4% del PIB para el 2017 según HCP.
    Las reformas en la caja de compensación, sobre todo en el sector de los combustibles fósiles y la energía, han provocado que los déficits gemelos se hayan ido reduciendo a lo largo de estos últimos años. Las finanzas públicas han estado marcadas por una reducción del déficit público que ha pasado del 6,8% en 2012 al 4% de 2016. El saldo primario (no tiene en cuenta los intereses de la deuda) habría alcanzado un déficit del 2,3% (frente al 2,9% en 2013), éste ha sido del 3.5% en el año 2017.
    La reducción del déficit se ha podido llevar a cabo gracias a la reducción de los gastos de compensación (eliminación de las subvenciones a la gasolina y al gasoil) por valor de 800M€ y a los ingresos excepcionales del Golfo (donaciones por valor de 1000M€ o 1,24% del PIB).
    La deuda del Tesoro aumenta del 63,5% en 2014, siendo en el año 2017 del 65.1% del PIB.
   La deuda pública global, incluyendo la de los establecimientos públicos, sube en paralelo desde el 78,3% en 2014, 80,4% en 2015, siendo en el año 2017 del 81.6% del PIB.
    El presupuesto de 2015 consiguió una continuación de la senda de consolidación fiscal, con una reducción del déficit público hasta el 4,3%. Para alcanzar este objetivo se redujo el presupuesto de compensaciones de 3.000M€ a 2.000M€. La inversión pública se mantuvo en el entorno de 17.000M€, y se introdujeron distintas medidas de fomento del empleo y de la empresa como la facilitación de la financiación a las empresas o la reserva de un 20% de la contratación pública para las Pymes. Merece también la pena mencionar la creación del Fondo de Aceleración Industrial con un presupuesto de 3.000 millones de dírhams (250 millones de euros).
    El presupuesto de 2016 estableció el mismo volumen de inversiones públicas que se ejecutaron en el 2015, 17.000 M€, en dírhams 189 millardos, de los que 108 están asignados a las empresas públicas, 67,5 a la administración general del Estado y 13,5 a las colectividades territoriales.
   En lo que se refiere a la política monetaria, el Banco Central la ejecuta mediante el control del tipo de interés interbancario diario (manteniéndolo próximo al tipo director, fijado en marzo 2016 en el 2,25%), el mantenimiento de un tipo de cambio cuasi fijo   anclado a una cesta de monedas donde predomina el euro- y el control parcial de los movimientos de cambio. Las presiones de liquidez del sistema, generadas por la caída de las reservas internacionales, han obligado al Banco Central a una continua intervención en el mercado interbancario, estableciendo además una reducción progresiva de las reservas obligatorias del sistema.
    La evolución de los precios del petróleo, junto a una ralentización de la demanda, ha contribuido a que la inflación fuera en 2016 de 1,6%, y del 1.2% en el 2017, previendo una inflación del 1.5% para el 2018. El nuevo sistema de indexación de los precios derivados del petróleo, salvo el butano y el azúcar, introducido en los últimos años no ha tenido efectos inflacionarios gracias a su coincidencia en el tiempo con una fase bajista del precio del barril de petróleo.
    Por otra parte, el ambicioso objetivo de convertir Casablanca en una plaza financiera de ámbito mundial e influencia en toda África, implica dar pasos hacia una cierta liberalización del control de cambios.
En 2015 se produjo una ligera recuperación del crédito bancario con un crecimiento del 2,7%. En 2016 el BAM detectó indicios de ralentización de la actividad económica en Marruecos, que finalmente creció al 1,2 % y bajó su tipo director un cuartillo de punto hasta el 2,25%.
   El 13 de abril de 2015, el Bank Al-Maghrib decidió actualizar la ponderación del DH respecto al euro y al dólar, pasando del 80/20% al 60/40% respectivamente, como primer paso hacia un régimen de cambios más flexibles. En enero-18 se ha flexibilizado el tipo de cambio del dírham que ha pasado a fluctuar en una banda de ± 2.5%.
Show More

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Related Articles

Close
Close