Informe económico y comercial sobre Marruecos Quinta Parte OTROS POSIBLES DATOS DE INTERÉS ECONÓMICO

0
Evolución de las principales variables

Elaborado por la Oficina Económica y Comercial de España en Rabat (Actualizado a enero 2018)

(Preparado para la publicación por M.Gharbi)

OTROS POSIBLES DATOS DE INTERÉS ECONÓMICO

    La economía marroquí ha registrado en los últimos años un crecimiento sostenido gracias a las numerosas reformas estructurales llevadas a cabo, fundamentalmente aquellas destinadas a mejorar el clima de negocios en el país. En este marco, se creó el Comité Nacional de Clima de Negocios (CNEA, en sus siglas en inglés) presidido por el Primer Ministro, y cuyo objetivo principal es ir mejorando los ratios e indicadores vinculados al mismo, esencialmente contenidos en los informes internacionales como el Doing Business del Banco Mundial y/o el Global
Competitiviness Índex del World Economic Forum. Está pendiente la aprobación de una nueva reforma de la Charte de l’Investissement que, junto con la nueva legislación de contratación pública (en vigor desde 1 de enero 2014), va dirigida a la simplificación administrativa y mejora del entorno de la inversión.     Otras reformas, como la reforma de la justicia, de la sanidad pública, del sistema de jubilaciones (se ha aprobado una reforma para la jubilación de los funcionarios), la ley de huelga o la finalización de la reforma estructural de la caja de compensación, van
mucho más lentas, aunque siempre figuren en la agenda del gobierno. La eliminación de las subvenciones a los productos derivados del petróleo y la subida de la tarifa de la ONEE para suministros domésticos de agua y electricidad, en cuatro fases escalonadas, que inició su aplicación en verano de 2014, va en la misma línea de reducir los subsidios públicos.
 COMERCIO EXTERIOR DE BIENES Y SERVICIOS
    Marruecos ha registrado en los últimos 10 años unos intercambios comerciales en constante aumento, fruto del creciente desarrollo industrial del país y de las sucesivas rebajas arancelarias resultantes de la aplicación de los acuerdos comerciales firmados por este país con distintos países y regiones. No obstante, frente al dinámico crecimiento de las importaciones, las exportaciones vienen registrando un crecimiento mucho más débil. En el año 2016, las
exportaciones se incrementaron un 9,3%, mientras que las importaciones solo crecieron un 2,1%.
Como consecuencia, el saldo comercial negativo por transacciones de bienes y servicios, se ha agravado en 2016. Las principales debilidades de su comercio exterior vienen dadas por la excesiva dependencia del mercado europeo, la alta dependencia energética y el fuerte peso de los fosfatos en su sector exportador, superados ya por el sector automóvil.
    En el año 2016, las exportaciones de bienes de Marruecos fueron de 223.436 MDH y las importaciones de 407.435 MDH, por lo que el saldo de la balanza comercial (solo bienes) se situó en -183.999 un 19,3% más que durante el año anterior. La tasa de cobertura de la balanza (únicamente bienes) de Marruecos fue del 54,8% en 2016 frente al 58,4% del 2015, si bien este 54,8% supone una mejora de 3,8 puntos comparativos con las medias de los últimos cinco años (2011-2015). Este cambio en la tasa de cobertura se debe a un aumento en las compras de
bienes de equipo y semiproductos, junto a una caída en aprovisionamientos en productos energéticos y en materias primas. La tasa de cobertura de enero a septiembre de 2017 es todavía menor, 53,5%.
   En lo que se refiere a la balanza de servicios su superávit ha ido aumentando en los últimos años, desde un saldo positivo de 59.191MDH en 2014 a los 66.772MDH en 2016. Las tasas de cobertura han permanecido estables: 18,2% en 2014 y 180,3% en 2016. De enero a septiembre de 2017 la tasa de cobertura se ha situado en el 176,7%.