Inmigración ilegal: Marruecos se niega a ser el gendarme de la región (El Khalfi)

0
Mostada Khalfi, portavoz del gobierno

Rabat  –  Map

Marruecos no puede permitir que su territorio sea utilizado como refugio para las redes de trata de personas y se niega a ser el gendarme de la región, dijo el jueves en Rabat, el ministro delegado encargado de Relaciones con el Parlamento y Sociedad Civil, portavoz del gobierno, Mustapha El Khalfi.

En un comunicado leído en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, El Khalfi afirmó que tras una presentación del Ministro del Interior sobre la lucha contra la inmigración ilegal, el Consejo subrayó que, en el marco de las Altas Instrucciones Reales, Marruecos adoptó desde 2013 una nueva estrategia migratoria nacional de dimensiones humanitaria y solidaria, una iniciativa que convirtió a Marruecos en un ejemplo a seguir a nivel regional y continental en la gestión de la migración.
En 2014 y 2017 se llevaron a cabo dos operaciones para regularizar la situación legal y administrativa de los inmigrantes ilegales, que dieron lugar a la regularización de la situación de unos 50.000 migrantes, el 90% de los cuales son subsaharianos, añadió el Ministro.
El Reino también promovió el establecimiento de programas sociales que permitan a estos inmigrantes integrarse socialmente y beneficiarse de los servicios de educación, salud, vivienda y formación profesional, destacó.
Marruecos también trabajó, en perfecta coordinación con las representaciones diplomáticas de los países concernidos y las organizaciones internacionales encargadas de la migración, para garantizar el retorno voluntario de los migrantes a sus países de origen en condiciones que respeten su dignidad y sus derechos, agregó el ministro, precisando que 22.000 inmigrantes se beneficiaron de esta operación desde 2014, 1.400 de los cuales en 2018.
A pesar de esta apertura y del enfoque humanitario de Marruecos en materia de inmigración, algunas categorías de inmigrantes ilegales no se han adherido a las iniciativas propuestas en el marco de la estrategia nacional de inmigración y siguen soñando con cruzar las fronteras por cualquier medio para llegar a los países europeos.
En el marco de la lucha de Marruecos contra todas las formas de crimen organizado, los servicios de seguridad marroquíes pudieron abortar más de 54.000 intentos de inmigración ilegal en 2018, desmantelar 74 redes de trata de seres humanos y de inmigración ilegal e incautar 1.900 embarcaciones, explicó el responsable marroquí.
En este sentido, El Khalfi sostuvo que Marruecos, que defiende constantemente el principio de la « responsabilidad compartida », adoptó un enfoque de solidaridad con todos los países afectados por el problema de la inmigración ilegal y hace un llamamiento a todos los socios para que aumenten su interacción con el fin de alcanzar los objetivos previstos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here