América LatinaCrónicasFeatured

INNOVACIONES CIENTÍFICAS REVELAN DETALLES DE MUERTES ANTIGUAS QUE CAMBIARÁN LA HISTORIA. Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD. – Docente -Chile

Tribuna infomarruecos.ma

Hay algo en las momias que siempre fascina a la gente. Aunque las momias más antiguas del mundo, creadas por el hombre son de Chile, las momias Chinchorro de Chile son las momias intencionalmente creadas más antiguas del mundo.

Los chinchorros fueron un pueblo de pescadores que vivió hace unos 9,000 años, en la costa de lo que hoy es el sur de Perú y el norte de Chile. Aun cuando las momias de Egipto son, indiscutiblemente, las mejor conocidas, culturas del mundo entero han encontrado métodos creativos para preservar a sus muertos.

La atención que se le da a las momias en las exposiciones de los museos y en su frecuente aparición en libros, películas y juegos, tienen como vedettes a las momias egipcias. El hecho de que están muertos, pero aún son muy identificables como personas, de alguna manera muertas y vivas a la vez. Vivos en la historia y en el pensamiento científico y popular. Por muchos motivos, siempre es emocionante cuando un estudio revela nueva información sobre restos momificados.

Seqenenre Taa II fue conocido como El Valiente y gobernó el sur de Egipto durante un período relativamente corto alrededor de 1553 a 1558 A. C. Su gobierno finalizó abruptamente  al tener una muerte muy violenta. Investigadores de la Universidad de El Cairo y el Ministerio de Antigüedades de Egipto están, ahora, utilizado técnicas de imágenes de vanguardia para revelar nuevos detalles sobre esta muerte, lo cual contribuye muy importantemente a reescribir la historia antigua.

Según estudios anteriores, los restos de Seqenenre Taa II que se revelaron por primera vez en 1881, y los primeros exámenes en 1886 y 1906 revelaron que había sufrido violentas heridas en el cráneo. En los 60 del siglo pasado, las radiografías mostraron cinco lesiones distintas en el cráneo, pero en ningún otro lugar. Y, además, su embalsamamiento parecía haber sido realizado muy apresuradamente. Lo raro de esto es que no se usaron sales para preservar el cuerpo, el cerebro se dejó en su lugar y no se insertó lino en el cráneo. Esto fue un embalsamiento muy rápido para los usos de la época, fue asesinado, según sugiere la historia con  violentas heridas que le causaron la muerte en batalla. Otra hipótesis es el de la ejecución por un rey que había invadido el norte del país. También hay una teoría que sugiriere que lo asesinaron mientras dormía.

Al faraón Seqenenre Taa II se le efectuó un nuevo estudio, los científicos aplicaron una tomografía computarizada (TC) a los restos con el fin de investigar más a fondo. La tomografía computarizada es un método de imágenes no invasivo que básicamente coloca múltiples rayos X uno encima del otro para crear imágenes tridimensionales de los tejidos blandos y duros. Por lo general, se usa  en entornos clínicos, pero tiene una larga historia de uso de estudios  forenses para estudiar de manera segura los restos contenidos dentro de envoltorios o bolsas para cadáveres.

El científico egipcio Sahar Saleem y su equipo escanearon la momia y sus estudios tomográficos computarizados revelaron que el cuerpo no estaba dispuesto en su posición anatómica habitual. Aunque la momia no estaba su estado usual, los indicadores esqueléticos y dentales confirmaron una edad de alrededor de 40 años. Por otra parte, las imágenes del cráneo confirmaron que no se había intentado extirpar el cerebro. El examen de TC reveló la extensión de las lesiones del Faraón, “tenían un corte en el lado derecho de la frente, una herida punzante justo encima del ojo derecho, una nariz y un pómulo fracturados, un corte en el área de la mejilla izquierda, fracturas por encima de la oreja derecha, y una fractura del hueso dentro de su cráneo que corre detrás de los ojos”.

Seqenenre Taa II sufrió una muerte increíblemente violenta. El ángulo de todas sus heridas sugiere que los atacantes estaban colocados más arriba, ya sea a caballo o mientras él estaba arrodillado y frente a él. La TC que permitió determinar la forma de las heridas, mostró que múltiples atacantes utilizaron múltiples armas. Pero, estas lesiones violentas del cráneo, según todos los estudios forenses, suelen ir acompañadas de lesiones de defensa en los brazos cuando la víctima intenta defenderse. Las TC computarizadas confirmaron que aquí no había tales lesiones, es decir el Faraón no tuvo oportunidad de defenderse.

La posición de las momias egipcias en los sarcófagos se colocaban con los brazos cruzados sobre el pecho, pero la posición de las manos de Seqenenre Taa II sugiere que fueron atadas y luego fijadas en el momento de la muerte, por una condición conocida como espasmo cadavérico, donde el cuerpo de repente se pone rígido,  después de la muerte.

Los científicos que develaron los resultados del TC sugieren que el estado de embalsamamiento no fue el resultado de la precipitación, sino más bien la condición del cuerpo. Hay evidencia, según los estudios, de que los embalsamadores intentaron cubrir las heridas faciales con una pasta de materiales de embalsamamiento. “Si bien no está claro por qué no se extrajo el cerebro como de costumbre, me pregunto si la extensión del trauma de los tejidos blandos hizo que esto fuera demasiado abrumador”, informó Sahar Saleem.

Hay evidencias de momificaciones en todo el mundo; algunas por causas humanas otras por causas naturales. En 2020 dice Sahar Saleem se encontró materia cerebral supuestamente preservado en Herculano, el sitio de una antigua ciudad en la actual Campania, Italia. También se han momificado restos del sitio de la Edad de Bronce de Cladh Hallan en las Hébridas Exteriores. “Incluso trabajé en un caso forense moderno en el que el cuerpo había sido momificado debido a su posición cerca de una ventana con corrientes de aire” dice Sahar Saleem. “En todos estos casos, y en muchos más, técnicas como la tomografía computarizada utilizada en esta nueva investigación podrían potencialmente ayudar a revelar más información sobre las personas preservadas”.

Las nuevas tecnologías de imágenes en desarrollo están mejorando las interpretaciones de cómo murieron los pueblos antiguos. En el caso de Seqenenre Taa II  la aplicación de la tomografía computarizada permitió una mayor precisión en la estimación de la edad y reveló nuevas lesiones que no se habían identificado antes. Estas técnicas de imágenes sin contacto se están utilizando cada vez más en contextos arqueológicos y forenses en forma más variadas a medida que se vuelven más accesibles, más portátiles y registran con mayor resolución. Tales avances solo ayudarán a mantener nuestro interés colectivo en nuestros ancestros preservados y ayudarán a una mayor y mejor interpretación de la historia.

E-mail: [email protected]

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page