CulturaFeatured

Instantes poéticos con Mohamed Idrisi El contador de la vida

El contador de la vida

ni se rompe ni se estropea,

estés donde estés,

pasan los años,

al cabo de unas décadas,

con bastón y rugas,

cabezas calvas,

maridos molestos,

como niños volvemos a ser,

sin contar los años a nuestro haber,  

creíamos tiempos remotos,

en nuestros pensamientos,

cuando presumíamos de bravos,

de grandes aventureros,

fiestas no solo los domingos,

a pesar del tiempo pasado,

joven me siento,

qué importa la edad que tengo,

¡qué importa eso!,

elijo la edad que quiero,

ya no temo al fracaso,

después del tiempo vivido,

algunos creen que ya soy viejo,

cuando estoy en mi apogeo,

no me importa lo que dice la gente,

vivo como mi corazón me dicte,

distribuyendo amor y felicidad,

y no me importa la edad.

 

Tánger 22/12/2018

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close