Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Intentona de Guerguerat: El peor negocio de Argelia y su Polisario

El error y su precio

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Tiempo de grietas y de quebraduras en estos tristes campamentos de Tinduf. A los incontables apoyos a Marruecos por la intentona de Guerguerat, la pregunta a flor de boca ¿Dónde está Argelia?

Fuentes concordantes dan cuenta de acusaciones mutuas entre Argelia y su Polisario. ¿De quién fue la mala idea? Los polisaristas dicen que era de Argelia, ésta vuelve a calificar al Polisario de inútil y de “no servir para nada”. ¿Y ahora? Demasiado tarde para todo. Las cartas están echadas. Los que creyeron que Marruecos no respondería deben asumir plena e integralmente las graves consecuencias de su error.

Como lo dijo Omar Hilal, el Embajador marroquí y representante permanente ante la ONU “al romper el alto el fuego el Polisario se ha autoexcluido de toda negociación de paz”.

Que prepare ahora el Polisario sus niños y sus mujeres a otra a entura en otra zona de amortiguamiento.

El Polisario sin máscaras, su mentor con bajo perfil su quinta columna en el Sahara marroquí en desbandada. Una intentona que abre nueva era en la que habrá antes y después de la aventura de Guerguerat.

Hoy por hoy, lo muy poco que quedaba aun oculto del Polisario salió a vislumbrarse. El mundo es testigo: Es el comienzo del fin.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page