CrónicasFeaturedLas Cosas lo que son

Interior español desvela la inundación del país con inmigrantes ilegales argelinos

Avalanchas

Entre Argelia y España es el mayor flujo migratorio, con miles de víctimas y desaparecidos anualmente, según confirman datos oficiales del Ministerio del Interior español.

Llegaron a suelo español, durante el pasado año, unos 23 mil inmigrantes argelinos; Esta es una cifra enorme que refleja la continua afluencia masiva de inmigrantes de Argelia, la mayoría de los cuales son jóvenes que huyen de las terribles condiciones sociales y económicas del país.

Solo a nivel de la isla de Mallorca, 2.637 inmigrantes (la mayoría de origen argelino y entre ellos, en ocasiones, alguna familia con su hijo) llegaron a bordo de las 176 embarcaciones que desembarcaron en las costas del archipiélago. “Se quedan en el mar durante muchos días y llegan a las islas sabiendo que solo estarán allí por un corto período de tiempo”.

Asimismo, al puerto de Motril llegaron unos 2.340 inmigrantes, que venían de Argelia cruzando el mar Mediterráneo antes de trasladarse a Valencia, para fijar una ruta final del viaje, que suele ser Francia, Alemania o Bélgica, con el objetivo de reunirse con familiares y amigos.

Datos del Ministerio del Interior español indicaron que la ruptura del contacto diplomático con Argelia contribuyó a que no se tuviera una visión clara sobre el flujo de migrantes, ya que las autoridades argelinas no aportaron datos sobre el número de redes de tráfico de personas desmanteladas desde principios del año pasado.

Los expertos españoles esperan que el próximo verano sea testigo de una gran ola de flujos de inmigrantes, especialmente de Argelia, que está presenciando una gran llegada de pequeñas embarcaciones a las islas españolas.

En junio, los sindicatos policiales advirtieron sobre un “verano caluroso”; dada la posibilidad de una mayor presión migratoria desde Argelia en represalia por el abandono del gobierno de su posición neutral sobre el futuro del Sáhara marroquí.

La Federación Unida de Policía denunció la falta de protocolos, personal, medios materiales e instalaciones para hacer frente a la nueva oleada, especialmente en Baleares y puntos de la costa oriental andaluza, Murcia y Alicante, que suponen nuevas salidas de flujos migratorios.

Chema Alonso, comandante de la Brigada de Inmigración y Fronteras del Cuerpo Nacional de Policía, quien alude a un aumento de la llegada de inmigrantes por Argelia, incluso de otras nacionalidades, ha señalado que Argelia se ha convertido en un punto de partida para una serie de inmigrantes de diferentes nacionalidades árabes.

El mismo responsable de seguridad se refirió específicamente a personas de Guinea Conakry, Malí y Costa de Marfil, así como a tunecinos; Una situación que, afirma, se agudiza con el cierre de la frontera con Argelia: “No hay ingresos. Entonces, vienen y van a otros países o vienen y se quedan”.

El Comandante de la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional destacó que este elevado número “nos obliga a seguir trabajando y cooperando en el espacio internacional y con los países que salen de esta migración para tratar de evitar que estas personas se lancen al mar, arriesgando sus vidas.”

Publicado por Hespress

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page