IRÁN PATROCINA AL TERRORISMO SEPARATISTA

0
Buenos Aires: Dr. Adalberto C. Agozino

La reciente decisión de Marruecos de romper relaciones con Irán debido a su patrocinio del terrorismo separatista del Frente Polisario arroja nueva luz a las actividades de desestabilización desarrolladas por Teherán.

El pasado 1° de mayo, Marruecos sorprendió al mundo al denunciar que la República Islámica de Irán, a través de la organización terrorista Hezbollah, llevaba al menos dos años entrenando y equipando con armamento sofisticado a las milicias terroristas del Frente Polisario.
El canciller marroquí Nasser Burita afirmó poseer “pruebas y datos” concretos de que al menos un diplomático de la embajada de Irán en Argel había participado “durante al menos dos años” como “facilitador” entre los grupos terroristas Hezbollah y Frente Polisario en acciones destinadas a instruir a milicianos del grupo separatista en “acciones de guerrilla urbana y ataques contra el Reino de Marruecos”.
Instructores militares de Hezbollah, en especial expertos en explosivos y en la construcción de túneles, habrían viajado a los campamentos argelinos de Tinduf para formar a los milicianos en tácticas de comandos, guerrilla urbana y manejo de armamento sofisticado. También habrían suministrado al Frente Polisario misiles de fabricación soviética SAM-9, SAM-11 y 9K34 “Strela-3”, afirmó el canciller Burita.Todas estas actividades se llevaron a cabo con la complicidad del gobierno de Argelia.
La introducción de este tipo de armamento en el conflicto del Sáhara es un factor altamente desestabilizador y puede abrir paso a una escalada bélica.
El misil 9K34 Strela-3 es un arma de infantería aire – tierra, que se adapta especialmente para acciones de tipo terrorista. Puede ser operada por un solo hombre, pesa tan sólo 10.3 kg. y mide 1,5 metros, pero tiene un alcance efectivo de cuatro kilómetros en blancos terrestres y de 2.300 metros en altitud. El SAM 9, es más pesado: 30 kg. pero tiene un alcance efectivo superior: ocho kilómetros en blancos terrestres y de 4.000 metros en altitud. Son armas con sistemas de detección basados en emisiones infrarrojas y constituyen un verdadero riesgo para los aviones y helicópteros en vuelos a baja altura.
El SAM-11 es un arma de defensa antiaérea mediana, se ubica en lanzadoras BUCK de cuatro tubos y tiene un alcance efectivo en horizontal de 32 km y capaz de abatiraeronaves que vuelen entre los 10.000 y 24.000 metros. Este tipo de misil fue responsable del derribo del vuelo MH 17, de Malaysia Airlines, en Ucrania, el 17 de julio de 2014. Este ataque sobre un avión comercial neutral dejó un saldo de 298 víctimas fatales.
El derribo de ese vuelo comercial es un ejemplo del peligro que implica la introducción de este tipo de armamento en manos de una organización terrorista que también ha evidenciado tener vínculos con el crimen organizado y el narcotráfico. Con tal armamento, el Frente Polisario se convierte en una amenaza a la aviación comercial en el Sáhara. Recordemos nada más que, entre 1983 y 2005, se contabilizaron en el mundo 35 ataques a aeronaves comerciales con misiles rusos de tipo SAM que provocaron 24 derribos de aviones y más de quinientos muertos.
En conocimiento de estas actividades hostiles por parte de Teherán, el Reino de Marruecos resolvió denunciarlas y proceder a romper relaciones diplomáticas con Irán.
Cabe destacar que Hezbollah es una organización terrorista islámica de orientación chií de El Líbano que, desde su creación en 1982, recibe armas, instrucción militar y apoyo financiero de Irán.
Según la justicia argentina, Hezbollah, en complicidad con funcionarios del aparato de inteligencia y del servicio diplomático de Irán, llevaron a cabo los sangrientos atentados de la Embajada de Israel en Buenos Aires (17 de marzo de 1992) y de la Asociación Mutual Israelita en Argentina – AMIA- (18 de julio de 1994). Ambos ataques explosivos provocaron al menos 114 muertos y 542 heridos en total.
Estos atentados terroristas fueron los únicos hechos de violencia islamista que se produjeron en América Latina hasta el momento.
Por otra parte, la agencia antidrogas de los Estados Unidos, “Drug Enforcement Administration -Dea-” considera que Hezbolla cuenta con extensas redes en América del Sur dedicadas al tráfico de drogas, lavado de dinero, contrabando y otros negocios ilícitos para financiar parte de las actividades terroristas del grupo.
La denuncia realizada por Marruecos pone en evidencia que el Frente Polisario, pese al alto al fuego y la presencia de la MINURSO, sigue con la complicidad de Argelia e Irán armándose y planificando acciones terroristas en la región del Sáhara.
También indican que Irán constituye una seria amenaza a la estabilidad internacional. No solo porque desarrolla un programa de armas de destrucción masiva sino porque exporta entrenamiento y armas a grupos terroristas en África y financia a partidos políticos y organizaciones extremistas en todo el mundo como el grupo violento “Movimiento Patriótico Quebracho Quebracho”, en Argentina, o el partido antisistema “Podemos” de España.
Activistas de grupos revolucionarios, dirigentes indigenistas mapuches, intelectuales de izquierda y simples estudiantes progresistas son frecuentemente invitados a Teherán en el marco de programas de “turismo revolucionario” destinado a reclutar agentes de influencia en los países de América Latina.
En Argentina, el dirigente del movimiento MILES, el piquetero kirchnerista Luis D’Elia, el ex líder de Quebracho Fernando Esteche, el sacerdote y diputado Luis Farinello y el “referente” de la comunidad iraní Jorge “Yussuf” Khalil, eran los operadores más destacados de Irán. D’Elia, por ejemplo, viajó cuatro veces a Irán invitado por el gobierno.
América Latina, es precisamente una de las áreas de expansión diplomática de Irán. Para captar al público de la región, Teherán ha creado la agencia de noticias y canal televisivo HISPANTV que, en asociación con Telesur, difunde noticias y propaganda iraní en castellano.
Al mismo tiempo, el canciller iraní Mohammad Javda Zarif ha visitado en 2016 y 2018 la región. En agosto de 2016 visitó a Cuba, Ecuador, Chile, Bolivia, Nicaragua y Venezuela y este año lo hizo Brasil y Uruguay.
El principal aliado regional de Irán en América Latina es el régimen chavista de Nicolás Maduro en Venezuela seguido de Cuba, Bolivia y Nicaragua. Recodemos que, en 2012, el entonces presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad realizó una visita oficial a Caracas para reunirse con Hugo Chávez y estrechar aún más la cooperación entre ambos países.
Todos estos países son gobernados por regímenes antidemocráticos que no respetan ni la libertad de prensa ni la vigencia de los derechos humanos. Además, cabe mencionar que esos mismos estados latinoamericanos constituyen también los principales apoyos regionales del Frente Polisario.
Para poder dimensionar los recursos que Teherán vuelca a su campaña de penetración en América Latina y España basta con señalar que, entre noviembre de 2012 y diciembre de 2015, Irán parece haber distribuido a través de la productora 360 Global Media S.L., propiedad del iraní Azimi Mahmoud Alizadeh, 9,5 millones de euros. Una parte sustancial de ese dinero terminó en manos dirigentes de Podemos.
El Secretario General del partido español Podemos, Pablo Iglesias, ha desnudado la estrategia de penetración de Irán en el mundo hispanoparlante, en un discurso a las bases de su movimiento.
Iglesias comienza mencionando el tren precintado que los alemanes pusieron a Vladimir Lenin para volver a Rusia desde su exilio en Suiza, en 1917, durante la Primera Guerra Mundial.“A los alemanes -dice Iglesias- les interesaba poner un tren a Lenin para que desestabilizara a Rusia. A los iraníes les interesa que se difunda en América Latina y en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Lo aprovechamos o no lo aprovechamos?” Cómo suelen decir los abogados: “a reconocimiento de parte, relevamiento de prueba”.
Mediante su apoyo a Hezbolla y otros grupos radicales armados, Irán promueve el terrorismo, la desestabilización y las guerras en Medio Oriente. Ahora, pretende hacer lo mismo en la región del Sáhara. Cuenta para ello con la complicidad de Argelia, su aliado en la región del Magreb, que tiene una importante minoría chií entre su población. Para Argel, el Hezbollah: es un instrumento para llevar a cabo sus “operaciones encubiertas”, atacar y hostigar continuamente a Marruecos para tratar de contrarrestar la creciente influencia del reino alauí en África.
Pero, ante todo Irán es uno de los principales violadores de derechos humanos en el mundo: las mujeres y las minorías de todo tipo son oprimidas, las ejecuciones son moneda corriente, la libertad de expresión es nula y el proceso democrático es manipulado de forma sistemática.
Al asociarse con Irán tanto el Frente Polisario como Argelia muestras sus intenciones agresivas y sus propósitos aventureros en el Magreb.