CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Ironía del destino: Estas apariencias que engañan

Juego de sociedad

 

A Si Ahmed, todo el vecindario le “envidia” por su eterna sonrisa, su amabilidad y su inalterable buen humor. “El hombre más feliz del barrio”.

Pero… triste y decepcionante, pero, ayer me atreví a preguntarle su “mágica fórmula”.

– ¿De qué?, me preguntó a media distancia de la ironía y del estupor

– De su felicidad

¿Quién le dijo a usted, señorita Jihane que yo soy feliz?

  • Su forma de ser, su manera de actuar, su…

  • No, por Dios. Le resumo mi situación en una aterradora palabra: “Soy, desde hace lustros, rehén de la vida”

  • ¡No me diga, Si Ahmed!

  • Ni puedo avanzar ni puedo retroceder. El calvario. Pero siempre estimé que o era necesario que se sepa. De hecho ¿Qué podría ganar que se sepa, piedad, lástima?

  • Me sorprende Si Ahmed

  • Aceptar lo que le da a uno la vida, en espera de que Dios le Dé mejor

  • ¡Tanto!

  • No es fácil vivir en una comedia, pero…

Lo decía sintiendo… había jurado no sufrir nunca… nunca “no se debe sufrir… nunca”, concluyó.

Jihane.jedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page