América LatinaCrónica de SoussanFeatured

Isabel Allende: Aprendiendo a vivir y perder. Por Fikri SOUSSAN

Reflexión

Fikri SOUSSAN
Profesor en el Departamento de Estudios Hispánicos de Dher El Mehrez en Fez

La renombrada autora chilena, Isabel Allende, ha compartido una visión profunda de la vida y la pérdida que resuena en el corazón de lectores de todo el mundo. En sus propias palabras, Allende nos ofrece una sabia perspectiva sobre cómo abrazar las inevitables pérdidas de la vida.

« Me di cuenta en algún momento de que uno viene al mundo a perderlo todo. Mientras más uno vive, más pierde. Vas perdiendo a tus padres primero, a gente a tu alrededor, tus lugares y tus propias facultades también. No se puede vivir con temor, porque te hace imaginar lo que todavía no ha pasado y sufres el doble. Hay que relajarse un poco, tratar de gozar lo que tenemos y vivir en el presente. » – Isabel Allende

Isabel Allende nos recuerda que, a medida que avanzamos en la vida, debemos enfrentar la realidad de perder a aquellos que amamos. Nuestros padres, amigos cercanos, incluso los lugares que consideramos hogar, eventualmente nos dejarán. Es una parte natural de nuestro viaje humano, una verdad universal que todos compartimos.

En lugar de vivir con el temor constante de estas pérdidas, Allende nos alienta a encontrar la serenidad en medio de la impermanencia de la vida. Preocuparse en exceso por lo que aún no ha sucedido solo agrega sufrimiento innecesario a nuestro camino.

En cambio, la autora nos invita a relajarnos y disfrutar de las pequeñas alegrías que el presente nos ofrece. En lugar de anticipar ansiosamente las pérdidas futuras, debemos aprender a encontrar felicidad en los momentos cotidianos y abrazar el presente con gratitud. Aprecia lo que tienes aquí y ahora, y permítete vivir en el momento.

Las palabras de Isabel Allende nos recuerdan que, aunque la pérdida es inevitable, nuestra actitud hacia ella puede moldear nuestra experiencia. En lugar de temerla, podemos abrazarla como una parte esencial de nuestro viaje vital. La vida es efímera y preciosa, y aprender a vivir en el presente es un recordatorio valioso de disfrutar de cada momento y encontrar la belleza en la impermanencia.

Allende nos brinda una lección atemporal en un mundo lleno de incertidumbre. Nos anima a vivir plenamente, a apreciar lo que tenemos y a enfrentar los desafíos con gracia. Sus palabras son un faro de sabiduría en medio de un mar de cambios, recordándonos la importancia de vivir sin temor y con un corazón agradecido.

Así que, en esta travesía de la vida, recordemos las palabras de Rumi: “La brisa de la madrugada tiene secretos que contarte. No te vayas a dormir”. No perdamos de vista los misterios y tesoros que la vida nos ofrece en cada amanecer. Encendamos nuestras vidas, busquemos a aquellos que enciendan nuestras llamas y vivamos cada día con pasión y gratitud. Porque, al final, la pérdida es inevitable, pero lo que encontramos en el camino es lo que realmente importa.

Y para dejar a nuestros lectores con una sonrisa en el rostro, recordemos las palabras del escritor estadounidense Elbert Hubbard: « No te tomes la vida en serio, al fin y al cabo, no saldrás vivo de ella ».

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page