Antes de olvidarFeatured

Israel y sus maniobras: Marruecos: El silencio es respuesta

Marruecos es otra cosa

 

Ni Asuntos exteriores ni nadie, en este país, que lo conoce y conoce su legendaria y milenaria historia ha juzgado oportuno responder o contestar a la folclórica guerra psicológica de Israel bajo forma de especulaciones sobre una imaginaria isita de su corrupto primer ministro con mil cargos hasta ante a justicia de su “país” y ante la justicia divina por la sangre que ha derramadora destrucción que ha provocado y los crímenes que ha cometido.

Ayer, el portavoz del gobierno lo desmintió a su manera: “Marruecos es otra cosa”. Mostafa Khalfi dijo que “no solía comentar rumores”, menos aún propagados para fines electoralistas, eso lo decimos nosotros.
Y es que, en Marruecos, nadie se imagina a un responsable marroquí saludar una mano manchada de sangre de inocentes e indefensos niños, mujeres y ancianos palestinos. ¿Qué le puede decir? ¿Le pregunta cuantos palestinos, niñas y niños se encuentran actualmente en prisiones israelíes? O quizás le pregunte cuantos ha asesinado o mejor aún, qué proyecto tiene la usurpadora entidad sionista de la ciudad santa de Al Qods.
No. No son temas que suele abordar Netanyahu con sus anfitriones “árabes” o “musulmanes”. Desde A hasta Z, con Israel no hay más que divergencia, desacuerdo, discrepancia y acusación.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page