Tú, por ejemplo

Juicio Gdeim Izik: Crónica judicial: Provocación y tentativas de politización de lo que no lo es Letrado Saad Saahli (Colegio de abogados de Rabat)

Hoy voy a limitarme a aportar algunos testimonios de destacados juristas internacionales presentes en la Sala criminal del tribunal de Apelación de Salé.

Los términos varían entre paciencia hasta flexibilidad pasando por moderación, clarividencia y hasta voluntad política de hacer prevalecer la ley o el sentido común que, desgraciadamente no llega a surtir efecto en las partes adversas.

Como se sabe, ayer; miércoles 25 de enero el juicio de los 23 acusados del campamento de Gdeim Izik, en el que 11 miembros de las fuerzas del orden fueron salvajemente asesinados en el 2010 ha sido aplazado  al 13 de marzo próximo por el Tribunal de Apelación de Rabat-Salé.

Después de una hora y media de deliberaciones, el tribunal ha decidido responder favorablemente a la demanda de los acusados sobre la sumisión a un peritaje médico que, recordémoslo,  ha confiado a 3 profesores del hospital de Rabat. Este peritaje tiene por finalidad asegurarse de que los acusados no fueron objeto de malos tratos durante su arresto en el 2010.

Uno más… al que seguirán otros pero ante el carácter agobiante y abrumador de los cargos, todas las chiquilladas y toda la inmadurez son y no van a ser más que inútiles y superfluas.

De donde el recurso de algunos abogados de defensa a la provocación que de hecho, según todos los observadores imparciales presentes en Salé, es inaceptable en ninguna parte del mundo.

Los letrados presentes en esta audiencia y en otras  han soportado más de lo suficiente. Pero al final, el mundo de la justicia y del derecho es testigo de la independencia de la justicia en Marruecos y de las garantías, debidas y no debidas, para asegurar una defensa idónea a pesar de las inaceptables provocaciones y las desesperadas tentativas de politizar e instrumentalizar lo que, de ninguna forma lo vamos a permitir.

Resumámoslo de nuevo para los que no lo quieren ver así: Se trata de un juicio de unos 23 vulgares asesinos que por màs vueltas que se le dé al asunto no es ni política, ni integridad territorial, ni estatutos nacionales o internacionales, sino un asunto de derecho público en el que, como antes dicho, 23 monstruos asesinos hagan masacrado a sangre fría a indefensos hombres profanando su cadáveres y que con su arrogante actitud reconocen los hechos, tratando de buscarle una salida extra judicial que nadie en este país se lo va a permitir.

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page