CrónicasFeaturedIntegridad territorialVela en la obscuridad

Kenza El Ghali denuncia ante académicos chilenos la abyecta situación imperante en los campamentos de Tinduf

Denuncia

 La Embajadora de Marruecos en Chile, Kenza El Ghali, denunció enérgicamente la abyecta situación que impera en los campamentos de Tinduf, donde los secuestrados viven « sin dignidad bajo el yugo de las milicias del Polisario y el ejército argelino ”.

La embajadora del Reino en Chile, Kenza El Ghali

Durante una conferencia organizada por el Centro Cultural Mohammed VI para el Diálogo de Civilizaciones y la Embajada de Marruecos, en coordinación con la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago, Kenza El Ghali destacó extensamente el contraste entre desarrollo y prosperidad que viven los habitantes de las provincias del sur y la pobreza impuesta a los habitantes de los campamentos de Tinduf.

Los esfuerzos de inversión de Marruecos en las provincias del sur han transformado literalmente el panorama de ciudades y pueblos de estas provincias, que unen a Marruecos con su profundidad africana.

Dirigiéndose a los académicos chilenos, El Ghali hizo un recordatorio histórico de la evolución del conflicto artificial en torno a este territorio, desde la partición de Marruecos por las potencias coloniales, hasta la recuperación pacífica de este territorio por Marruecos a favor de la Marcha Verde, a través de las múltiples demandas de Marruecos, la guerra de liberación y las negociaciones con el gobierno español de la época.

Marruecos tiene una historia ancestral alimentada por sus múltiples afluentes árabe-islámicos, africanos, saharianos, mediterráneos y hebreos, subrayó la diplomática marroquí, quien recuerda que las dinastías que reinaron sobre Marruecos procedían del Sahara.

Kenza El Ghali dio, en este sentido, algunas fechas clave del origen del conflicto, recordando las maniobras tramadas por las potencias coloniales para dividir su territorio a partir del siglo XIX.

Después de su independencia en 1956, Marruecos continuó reclamando sus territorios que permanecieron bajo el yugo del colonialismo en el norte y el sur del país, mucho antes de que apareciera en escena el grupo denominado « polisario ».

Las tribus que vivían en el territorio del Sahara, que no era Terra nullius como confirma la Corte Internacional de Justicia, siempre han mantenido vínculos de pleitesia con los sultanes de Marruecos, vínculos que son tantas pruebas de soberanía del reino en este territorio.

Asimismo, mucho antes de la ocupación de Marruecos, las potencias europeas trataban a Marruecos como la autoridad directa del territorio del Sahara, cuyos Caides y magistrados eran nombrados por el poder central en Marruecos.

Esto es lo que se desprende de los numerosos acuerdos celebrados entre Marruecos y las potencias coloniales, en particular Francia (el Acuerdo de Lalla Maghnia, los acuerdos de Madrid y Argeliras, etc.)

Por último, la embajadora marroquí criticó las maniobras de un país vecino que acogió en su territorio a un grupo de jóvenes a los que armó y apoyó, para impugnar la recuperación del Sahara por  Marruecos y que sigue, 46 años más tarde, alimentando este artificial conflicto. Map

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page