Antes de olvidarFeatured

Kurdos/Occidente: Con sigilo…

 

Las noticias procedentes de Bruselas hablan de una unanimidad sobre las condenas a Turquía por su agresión contra Siria, pero discrepancia en torno a las sanciones.

Los negocios son losnegocios. Además, Erdogan ha amenazado, como solo él sabe hacer, de lanzarles a tres millones de sirios, rehenes en Siria desde hace años.

Entre la espada y la pared. La extraña salida es el acuerdo kurdo-sirio que da alas a occidente para “desmarcarse” a su manera de lo que consideraba una “cuestión crucial” de la paz y estabilidad en Oriente Medio (Irak, Siria e Irán).

A Occidente no le interesaron nunca los kurdos ni todos los separatistas del planeta. Ni actitud humanitaria ni derecho internacional. Solo intereses. Y ahora que los kurdos vuelven al seno de su patria siria, amenazan estos intereses.

En otro orden de ideas, Occidente no ignora la hipocresía del Kremlin y su disponibilidad a negociar hasta con el diablo para preservar sus intereses “estratégicos” en Siria, objeto de tanta convulsión por haberse negado a aceptar el paso por su territorio hacia su puerto mediterráneo de Tartos del gasoducto qatari y en Oriente Medio como lo demuestra la muy reciente visita de Putin a Arabia saudita y el montón de acuerdos firmados en Riad.

La pérdida de Siria equivaldría, para Rusia, a la pérdida de Oriente Medio y, quizás incluso del mundo. Por ello, en vez un solo Plan B, el Kremlin tiene preparados cien planes B.

La invasión turca convulsiona la ecuación rusa, no por los bonitos ojos de Bachar Al Asad, sino porque la “amiga” (o “aliada”) Irán no tolera este tipo de acrobacia y Vladimir Putin no lo ignora.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page