CrónicasFeaturedFin de Trayecto

La Afrenta y los Lamentos del Pintor de Châtillon

Sonríe, por favor

El pintor Auguste de Châtillon

El pintor Auguste de Châtillon, que durante años había frecuentado diariamente la casa de Víctor Hugo como gran amigo de él que era, se desahogaba con el editor Stock, furioso por no haber sido invitado a la solemne reposición de Hernani en la Comedia Francesa, tras el regreso del exilio de su autor.

—¡Hacerme a mí una afrenta semejante! Irritaba—. ¡A mí, que soy el más viejo amigo de Víctor Hugo!¡A mí, que he sido amante de su mujer!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page