CrónicasEn voz altaFeatured

La AMDV se reúne con miembros del cuerpo diplomático acreditado en el Reino

Comunicación

Rabat -Map

La Asociación Marroquí de Derechos de las Víctimas (AMDV) se reunió, ayer en Rabat, con miembros del cuerpo diplomático acreditado en el Reino.

Este encuentro fue una oportunidad para que los diplomáticos se informen de la actuación de la Asociación en materia de la defensa de las víctimas de agresiones sexuales, ofreciéndoles apoyo judicial, psicológico y moral.

Durante este encuentro, organizado por la Fundación Diplomática en Rabat, la Asociación, la primera de su tipo en Marruecos, dio una visión general de los motivos de su creación, así como de las acciones llevadas a cabo por sus miembros para defender a las víctimas de agresiones sexuales de ambos sexos y de diferentes grupos de edad.

Los miembros del cuerpo diplomático también se informaron la acción de la Asociación para permitir a las víctimas presentar sus denuncias e iniciar procedimientos judiciales, así como para defender la independencia de la justicia luchando contra la impunidad y toda forma de politización de los casos de derecho común.

En esta ocasión, la presidenta de la Asociación, Aicha Kelaa, dijo que esta estructura se creó tras un debate que duró más de dos años entre activistas de Derechos Humanos y actores de la sociedad civil sobre la falta de protección legal y social de las víctimas de la violencia sexual. La asociación tiene como objetivo luchar contra las violaciones de los derechos de las víctimas, además de su acompañamiento en el plano judicial, ofreciéndoles apoyo psicológico y moral y luchando contra todo lo que pueda dañar su dignidad, precisó.

Según Kelaa, abogada del Colegio de Abogados de Casablanca, la AMDV pretende llenar el vacío legal y abogar ante las autoridades por la actualización del sistema legal y su adaptación a los convenios internacionales pertinentes. También trabaja en la creación de centros de escucha para las víctimas con el fin de romper los tabúes sobre este tipo de delitos, dijo.

Asimismo, Kelaa indicó que la asociación actúa con firmeza contra todas las formas de politización de los expedientes judiciales y todos los intentos de socavar la independencia y la integridad del sistema judicial.

Mencionó los casos de Taoufik Bouachrine, Omar Radi y Souleimane Raissouni procesados en casos de derecho común, como violación, atentado al pudor y tráfico de personas, mientras sus defensores intentan politizar estos casos puramente legales para fomentar la impunidad y socavar la reputación del Estado marroquí y los logros alcanzados en materia de Derechos Humanos.

También se trata de la manipulación de algunos partidos extranjeros, en un intento de presionar a la justicia y socavar el Estado de Derecho y las instituciones, continuó.

En este sentido, el secretario general de la Asociación, Mohamed El Haini, destacó la independencia del poder judicial marroquí, señalando que la Constitución de 2011 ha consagrado la independencia de las instituciones judiciales.

El Haini, abogado del Colegio de Abogados de Tetuán, señaló que algunos periodistas procesados en casos de derecho común, consideran que su estatus profesional les otorga una cierta inmunidad judicial, señalando que los ciudadanos marroquíes son iguales ante la ley.

También señaló que las víctimas de Bouachrine, Radi y Raissouni son objeto de un ataque incesante por parte de algunos partidos, que intentan socavar su dignidad.

Por su parte, Meryem Jamal Idrissi, encargada de los asuntos judiciales en la Asociación, afirmó que la independencia del poder judicial y su colaboración con otros poderes es un proyecto modernista y progresista que concierne a la sociedad marroquí en su conjunto, señalando que la asociación se enfrenta a todo lo que pueda obstaculizar la justicia.

Jamal Idrissi, abogado del Colegio de Abogados de Casablanca, indicó también que la víctima de una agresión sexual no suele contar con el apoyo de su entorno, además de sufrir la mirada de la sociedad, pidiendo un juicio justo para las víctimas de este tipo de delitos, especialmente cuando el acusado es una persona conocida o un agente de la autoridad.

Este encuentro, a la que asistieron 23 embajadores y encargados de negocios, estuvo marcado por el conmovedor testimonio de Sara El Mars, víctima del caso del periodista Taoufik Bouachrine, que habló de su sufrimiento material, psicológico y social tras su agresión sexual.

Expresó su satisfacción por la creación de esta asociación para dar el apoyo moral necesario a las víctimas de este tipo de agresiones.

La Asociación Marroquí de Derechos de las Víctimas (AMDV) celebró en abril en Rabat su Asamblea General constitutiva bajo el lema « Por una protección jurídica y social de las víctimas ».

La asociación tiene como objetivo, según sus estatutos, « apoyar los derechos de las víctimas de delitos, de acuerdo con las convenciones internacionales pertinentes y las bases constitucionales y nacionales, y defender los derechos de los niños, las mujeres y todas las categorías vulnerables », obrando por hacer oír la voz de las víctimas y proporcionarles apoyo jurídico, psicológico, sanitario y social, y para luchar contra la impunidad, que atenta contra los derechos de las víctimas y vulnera el principio de igualdad de los ciudadanos ante la ley.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page