Cronica desde TindufCrónicasFeatured

La anécdota de los campamentos argelinos de Tinduf: Dajla y “Dajla”

Boton de muestra de lo que es la impostura del Polisario

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Miembro del Partido democrata estadounidense en Dajla (Provincias del Sur de Marruecos)

¿A quién quiere engañar aun el Polisario y su mentor argelino? Dajla hay una: en el Sahara marroquí y es visitada diariamente por delegaciones oficiales americanas, francesas y de todo el mundo. Una perla del Atlántico que hizo del desarrollo sostenible, del bienestar de sus habitantes y del progreso de la ciudad y de la región de Uadi Adahab su sello de calidad.

Y en este lugar argelino de Tinduf, como si fueran perversos dibujos animados, el Polisario monta una vetusta tienda de campaña y la llama Wilaya de Dajla.

Pero, desde el momento en que descubren la verdadera Dajla, un botón de muestra de la impostura del Polisario y su mentor argelino, se ponen a trabajar con sus autoridades locales, como LaLiga español que promociona el “clásico” (Real Madrid Barcelona) desde la bella ciudad ( y no tienda de campaña)

Las poblaciones de estos campamentos evocan con un exquisito humor saharaui la anecdótica analogía entre las dos Dajlas: la verdadera y la mal inventada.

Dajla es otra cosa, exactamente como la cuestión del Sahara marroquí en general.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page