CrónicasFeaturedUltimos artículos

La Apuesta Canina: Caruso en Concierto Privado

Sonríe, por favor

Enrico Caruso, el gran tenor italiano

En una exclusiva residencia de Nueva York, un multimillonario organizó un evento sin igual: contratar al renombrado tenor Caruso para dar un concierto privado. Sin embargo, la sorpresa aguardaba al gran tenor cuando se percató de que su selecto público constaba únicamente del adinerado anfitrión y su fiel amigo de cuatro patas.

Aunque el cachet había sido tentador, Caruso no pudo evitar sentir cierta molestia al descubrir que su audiencia se reducía al millonario y a un perro de apariencia elegante. No obstante, con profesionalismo, el tenor se dispuso a deslumbrar con su voz.

Pero la serenidad no duró mucho, ya que pronto se vio interrumpido por los estridentes ladridos del can. El perro, aparentemente, tenía otros planes para la velada musical. Caruso, visiblemente perturbado, tuvo que cerrar la boca ante el alboroto inesperado.

Fue entonces cuando, de manera teatral, todas las puertas de la lujosa residencia se abrieron, revelando a un grupo de hombres y mujeres que salieron riendo. El dueño de la casa, con una sonrisa pícara, rompió el silencio y explicó la situación.

“No se ofenda, maestro Caruso. Hice una apuesta con mis mejores amigos de que mi perro sería capaz de silenciar incluso al gran Caruso con sus ladridos…”

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page