Cronica desde TindufCrónicasFeatured

La Argelia del horror: El odio como política de estado

Desobediencia civil

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

El director general del Establecimiento de Televisión Pública (EPTV), Chabane Lounakel, fue destituido abruptamente pocas horas después de que la televisión argelina transmitiera la hazaña de los Leones del Atlas contra los portugueses, sin mencionar a Marruecos ».

Casi simultáneamente, soldados argelinos han compartido un vídeo en TikTok en el que celebran la victoria de los Leones del Atlas en los cuartos de final del Mundial ante Portugal, demostrando el fracaso de la propaganda anti marroquí del régimen. Muy mal se los llevó: se arriesgan al menos diez años de prisión.

Millones de argelinos, en lo que es interpretado por los, observadores en Argel como un “gesto de desobediencia civil” han desafiado públicamente la política “oficial” de la junta militar, consistente en el odio gratuito y desfachatado al vecino marroquí.

Condenados por ser objetivos… condenados por no odiar… condenados por no ser marionetas de Changriha, sus cabos y sus sargentos.

Es el comienzo, cae un tabú… lo que se avecina es infinitamente peor. Argelia es mucho más que Changriha y sus centinelas civiles.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page