América LatinaCrónicasFeatured

LA ARGENTINA TIENE UN NUEVO PRESIDENTE ELECTO Por el Dr. Adalberto C. Agozino

Anilisis

 

Dr. Adalberto Carlos Agozino

Al imponerse el Frente de Todos en las elecciones presidenciales del domingo 27 en Argentina surge la necesidad de conocer quién es el abogado Alberto Fernández, nuevo presidente del país sudamericano.

El triunfo de la fórmula del Frente de Todos, Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner hace conveniente mirar con más detalle la figura del nuevo presidente de los argentinos. Aquí reseñamos los aspectos más destacados de su biografía.

Nació el 2 de abril de 1959 en la ciudad de Buenos Aires. Es hijo de Celia Pérez, quien separada de su primer esposo, se unió a Carlos Pelagio Galíndez, que fue juez de la Nación y a quien el presidente electo considera su verdadero padre. Su padre biológico, con el que tuvo escasa relación falleció en 1978. Su abuelo adoptivo, Manuel Galíndez, fue senador provincial por la  provincia de La Rioja electo por la Unión Cívica Radical.

Vive en un lujoso departamento en el complejo de River View, en Puerto Madero. Donde las propiedades cuestan aproximadamente un millón de dólares. Ha vivido en este exclusivo barrio porteño desde hace quince años pero el inmueble no es de su propiedad se lo “presta para que vive su amigo el publicista José “Pepe” Albistur, ex secretario de Medio Públicos de Néstor Kirchner.

Estuvo casado hasta 2005 con Marcela Luchetti con quién tuvo un hijo Estanislao. Estanislao es “drag queen” (transformista artístico) y “cosplayer” (representa personajes de la cultura oriental y los cómics), bajo el seudónimo artístico de “Dyhzyx”.

En 2006, mantuvo una relación sentimental con la exsenadora Vilma Ibarra, hermana del ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. Desde 2014, está en pareja con la periodista y actriz Fabiola Yáñez, de 38 años.

Curso sus estudios secundarios en el Colegio Nacional Mariano Moreno del barrio de Almagro. El mismo establecimiento donde estudio el presidente Arturo Frondizi. Allí milito en el Centro de Estudiantes. En la facultad de Derecho de la UBA se vinculó a Jorge Argüello y Eduardo Valdés quienes serían sus amigos de toda la vida.

Se recibió de abogado en 1983, e inició su carrera docente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Alcanzó la jerarquía de profesor adjunto “ad Honorem” de la Cátedra de Derecho Penal del fallecido ex Procurador General Esteban Righi. Actualmente es docente de la materia “Teoría General del Delito y Sistema de la Pena”. Como abogado penalista intervino en casos muy famosos. En 1988, fue abogado defensor del exsecretario de Comercio Interior Ricardo Mazzorín acusado de corrupción por la importación de pollos congelados por valor de cincuenta millones de dólares. Más tarde, fue conjuez en el juicio contra la banda de secuestradores y asesinos conocida como el “Clan Puccio”. En ese caso actuó como defensor de uno de los acusados: Guillermo Fernández Laborda. Su actividad como abogado le han brindado un profundo conocimiento de la justicia penal, de los fiscales y los jueces. También conoce y mantiene aceitados contactos con varios jueces de la Corte Suprema de la nación.

Es fanático del pequeño pero histórico Club Argentino Juniors, un club de la Primera B, situado en el barrio de Caballito. Tiene un perro Collie de nombre “Dylan” al que pasea todas las mañanas por las calles de su barrio. Una de sus pasiones es tocar la guitarra y cantar.

Es socio de Marcela Miriam Losardo, en “Callao Inmuebles S. A.”. Losardo es abogada, a quien conoció en sus tiempos de estudiante de derecho, lo acompañó en todos los cargos que desempeño y que fue su Subsecretaria cuando era Jefe de Gabinete de Ministros y luego Secretaria de Justicia del Ministerio de Justicia (2005 – 2009).

En su declaración jurada figuraría la propiedad de diversos valiosos inmuebles en la ciudad de Buenos Aires.

Ha escrito diversos libros: “Juicio a la Impunidad” (1985), “Autoría y Participación Criminal” (1987),  “Elementos de derecho Penal y Procesal Penal” (En colaboración 1988) “Derecho Penal: La Ley, el Delito, El Proceso, La Pena” (1996), “Pensado y Escrito. Reflexiones del presente argentino y dilemas de una sociedad fragmentada” (2010) y “Políticamente Incorrecto” (2011).

Se inició en política durante los años de la dictadura junto al empresario y editor Eduardo Varela Cid. Por esos años Varela Cid dirigía la “Fundación para la Democracia en Argentina” y mantenía vínculos son los militares. En su editorial Cid Editores publicaba libros de geopolítica de autores de derecha como Augusto Pinochet Ugarte, Golbery de Couto e Silva o los discursos del almirante Eduardo Massera. Años después Eduardo Varela Cid se convertiría en diputado de la Nación. A comienzos de los años ochenta, Alberto Fernández se incorporó al Partido Nacionalista Constitucional que dirige el diputado Alberto Asseff, donde llegó a ser presidente de la rama juvenil.

Fue funcionario de los gobiernos de Raúl Ricardo Alfonsín (1985 – 1989); Carlos S. Menem (1989 – 1996); de la gobernación de Eduardo Duhalde (1997 – 2000); de Néstor Kirchner (2003 – 2007) y de Cristina Kirchner (2008).

Fue tesorero o director de campaña de diversos candidatos políticos: Eduardo Duhalde (1998 – 1999); Néstor Kirchner (2003), Sergio Massa (2013) y de Florencio Randazzo (2017) como candidato a senador nacional.

En 1985, fue designado Director de Sumarios y Subdirector General de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía. Por esos años, también tuvo un rol activo como abogado defensor de subsecretario de Comercio de la Nación Ricardo Mazzorín y el escándalo de los pollos en tiempos de Alfonsín.

En 1989 fue designado Superintendente de Seguros de la Nación, cargo que ejerció hasta 1996, cuando renunció al ministerio de Economía, Domingo F. Cavallo.

En 2000 fue electo diputado de la ciudad de Buenos Aires, por el partido Acción por la República que impulsaba la fórmula Domingo Cavallo – Gustavo Béliz y que fue derrotada por Aníbal Ibarra. Renunció a su banca en 2003 para asumir como Jefe de Gabinete de Ministros de Néstor Kirchner. Su banca fue ocupada por la actriz Elena Cruz.

Entre 1997 y 2007 fue Vicepresidente del Grupo Bapro, un grupo de empresas estatales donde el accionista y gerenciador era el Banco Provincia de Buenos Aires y presidente de Gerenciar S. A., Génesis, Seguros de Retiro y de Provincia Salud.

En 1998, fue designado tesorero de la campaña presidencial de Eduardo Duhalde – Ramón “Palito” Ortega. Durante esa campaña se produjeron los gravísimos hechos que investigó la Procuración de México como “Caso Inversiones del Sur”: el ingreso del Cártel de Juárez a la provincia de Buenos Aires, a través de Mercado Abierto Bank, del financista Aldo Ducler, muy cercano a “Palito” Ortega. Documentos secuestrados a narcotraficantes habrían mencionado la donación de un millón de dólares a la campaña de “Duhalde Presidente”.

En octubre de 1998 constituyó junto a Eduardo Valdés, Julio Bárbaro, Esteban Righi, Carlos Tomada, Ignacio Chojo Ortiz y algunos otros el “Grupo Calafate” que impulso la candidatura presidencial de Néstor Kirchner.

Entre 2003 y 2007 fue Jefe del Gabinete de Ministros de los presidentes Néstor y Cristina Kirchner. Siempre se lo consideró el funcionario kirchnerista con mejor diálogo con el Grupo Clarín.

El 2008, cuando estalló el llamado “Conflicto con el Campo”, con la imposición de retenciones a las exportaciones agrícolas (Resolución 125/2008) mantuvo desacuerdos con el binomio presidencial que lo llevaron a renunciar el 23 de julio. Pero mantuvo algún nivel de diálogo con el expresidente Néstor Kirchner hasta su muerte. Luego de su alejamiento del gobierno el kirchnerismo se enfrentó con el multimedio Clarín.

En 2012, creo el Partido del Trabajo y la Equidad (PARTE), acompañado de los exdiputados Silvia Vázquez y Juan Carlos Lorges.

En 2013, se incorporó brevemente al Frente Renovador como jefe de campaña de Sergio Massa.

El 18 de mayo de 2019, Cristina Fernández de Kirchner anunció mediante un vídeo grabado en solitario que le había pedido a Alberto Fernández que encabezara la fórmula presidencia de su espacio político. 

El lunes 3 de junio de 2019 fue internado en el Sanatorio Oramendi donde permaneció en observación por 48 horas sin que nunca se informase la dolencia que lo aquejaba.

Alberto Fernández se considera así mismo como parte de la llamada “Generación de la Democracia” que también integran algunos de sus amigos que formaron parte del equipo de Carlos Grosso como intendente. En especial, el actual presidente del PJ porteño, el secretario general del poderoso gremio de los porteros y trabajadores de edificios, Suterh, Víctor Santa María.

Santa María es quién ha prestado a Alberto Fernández el búnker de oficinas de la calle México 337 donde el candidato del Frente para Todos ha establecido su cuartel general y ha sido el principal aportante de fondos a su campaña. El sindicalista es también un importante empresario con raíces en los medios de comunicación y la cultura.

Santa María es director del “Grupo Oktubre” que gestiona las revistas Caras y Caretas, el diario de izquierda Página 12, Diario Z, Revista PIN, Planeta Urbano y las emisoras de radio AM 750, Radio Oktubre FM 89.1, Radio Gol FM 94,7, Radio Palermo FM 93.9 y Radio Malena (solo streaming).

Incluso es el único sindicalista que cuenta con una universidad propia la UMET (Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo) que gestiona otro hombre cercano a Alberto Fernández, el rector Nicolás Trotta.

El grupo se completa con el director de la Editorial Oktubre, Juan Manuel Olmos. Santa María, Olmos y Trotta fueron los artífices de la visita del expresidente Inacio “Lula” da Silva a Argentina para dar una conferencia en la UMET.

El círculo íntimo también cuenta con el abogado y ex Embajador Eduardo “El gordo” Valdés quien aporta contactos diplomáticos y aspira a ser ministro de Relaciones Exteriores, junto a él opera su hijo Juan Manuel activo en el peronismo juvenil porteño.

También se incluyen en este grupo un conjunto de ex funcionarios de Cristina Kirchner que dejaron su gobierno en malos términos con “la jefa”: los ex gobernadores de la provincia de Buenos Aires Felipe Sola y Daniel Scioli, el ex ministro de Justica Gustavo Beliz, el ex ministro del Interior Florencio Randazzo, el exjefe de Gabinete Sergio Massa, el exsecretario de Medio Públicos, José “Pepe” Albistur y el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, entre otros.

En el segundo círculo se sitúan diversos políticos peronistas y tecnócratas. Comenzando por los economistas del llamado “Grupo Callao”: Guillermo Nielsen, Cecilia Todesca, Matías Kulfas, Fernando Peirano y Emmanuel Álvarez Agís. También están allí figuras emergentes como Santiago Cafiero, Miguel Cuberos, Guillermo Justo Chávez, Natalia De Sio, Juan Courel, Juan Pablo Biondi y el candidato a jefe de Gobierno porteño Matías Lammens o históricos como Fernando “Chino”, Felipe Solá, Sergio Massa y el sindicalista Rodolfo Daer.

Por último, están algunos intendentes bonaerenses no muy conformes con la conducción provincial de Axel Kicilloff: Gabriel Katopodis, Mariano Cascallares y Juan Zabaleta, Martín Insaurralde, Julio Zamora y el caudillo de la Costa Juan Pablo de Jesús.

El “Albertismo” también integra a diversas figuras extrapartidarias que se han acercado recientemente al Frente para Todos:  la agrupación Somos de Victoria Donda, Nuevo Encuentro de Gabriela Cerruti, Unidad Popular de Claudio Lozano, Proyecto Sur de Pino Solanas, el maoísta PTP y figuras como el Secretario General de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) Roberto Pianelli y  la abogada Eli Gómez Alcorta. 

El cuadro finaliza con un conjunto de dirigentes que actúan de puente entre los sectores “albertistas” y “cristinistas” visitando tanto el búnker de la calle México como el Instituto Patria, en especial los camporistas Eduardo “Wado” de Pedro y Juan Cabandié.

Otras figuras próximas al presidente electo son el jurista y ex ministro de Justicia León Arslanían y su socio Martín Arias Duval, ex secretario de Seguridad de la Nación o el dirigente radical Ricardo Alfonsín.

En el plano internacional, Fernández Mantiene una relación personal con el joven diputado chileno y excandidato a la presidencia de Chile, Marco Enríquez-Ominami quien dirige el Partido Progresista (PRO), quien también lo asesora en temas internacionales. Sus contactos en el plano internacional son Inacio “Lula” da Silva y el español José Luis Rodríguez Zapatero.

Sus enemigos declarados dentro del kirchnerismo son el exsubsecretario general de la Presidencia y diputado Carlos Kunkel, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno. Fuera del kirchnerismo muestra una particular antipatía hacia Mauricio Macri.

En el plano internacional curiosamente ha sido seriamente cuestionado tanto por los bolivarianos Nicolás Maduro y Diosdado Cabello como por el derechista brasileño Jair Bolsonaro. Este último se ha negado explícitamente a felicitar al nuevo presidente argentino, lo cual es un mal presagio sobre el futuro del MERCOSUR.

Show More

Related Articles

Close
Close