CrónicasFeaturedIntegridad territorial

La Cámara de Representantes aprueba dos proyectos de ley que establecen la competencia jurídica del Reino sobre su espacio marítimo

Parlamento

 

Rabat – Map

La Cámara de Representantes aprobó ayer por unanimidad, dos proyectos de ley destinados a establecer la competencia jurídica del Reino sobre su espacio marítimo.

Se trata del proyecto de ley 37.17 que modifica y completa el Dahir sobre la ley Nº 1.73.211, del 26 de marzo de 1973, por la que se establece el límite de las aguas territoriales, y del proyecto de ley Nº 38.17 que modifica y completa la ley Nº 1.81, por la que se crea una zona económica exclusiva de 200 millas náuticas frente a las costas de Marruecos.

En una presentación ante los diputados, el ministro de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Marroquíes Residentes en el Extranjero, Nasser Bourita, subrayó que sendos textos revisten una importancia primordial en el marco de la actualización del arsenal jurídico nacional relativo a los espacios marítimos del Reino.

La activación del procedimiento legislativo relativo a los dos proyectos de ley, recordó, se produce en la senda del discurso real pronunciado con ocasión del 44º aniversario de la Marcha Verde, en el que el Soberano subrayó la necesidad de asimilar la configuración de todo el espacio territorial del Reino.

“Estas altas orientaciones reales nos llaman a llenar el vacío legislativo que marca el arsenal jurídico nacional que rige los espacios marítimos y a adaptarlo a la plena soberanía de Marruecos sobre el conjunto de su territorio y sus aguas territoriales, pero también aéreas, en línea con el enfoque de claridad y audacia deseado por SM el Rey Mohammed VI como fundamento de la política exterior del Reino”, indicó Bourita.

Entre las consideraciones que condujeron a la elaboración de estos dos proyectos de ley, figura también la actualización del arsenal jurídico nacional relativo a los espacios marítimos, con el fin de completar el proceso de establecimiento de la soberanía jurídica del Reino sobre todos sus dominios marítimos, afirmó.

Este proceso es capaz de determinar con mayor precisión las zonas marítimas bajo la soberanía y los derechos soberanos del Reino, subrayó, añadiendo que su anchura se calcula a partir de líneas de base, 12 millas para el mar territorial, 24 millas para la zona contigua, 200 millas para la zona económica exclusiva y un máximo de 350 millas para la plataforma continental.

La elaboración de estos dos textos está motivada también por la necesidad de adecuar la legislación nacional a ciertos compromisos internacionales, prosiguió, citando a este respecto la armonización con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1982) y la derogación de ciertas disposiciones que han caído en desuso.

Estas leyes en curso de actualización son la base del Decreto Nº 311.75.2 de 1973, que establece las líneas de cierre de las bahías en la costa marroquí, agregó, destacando que el decreto ha sido a su vez objeto de una completa revisión, para introducir los datos científicos y geográficos relativos a la “línea de base” de las zonas marítimas más allá del Cabo Juby en Tarfaya, incluyendo el espacio marítimo atlántico a lo largo de las costas de las Provincias del Sur, precisó el ministro.

Bourita aseguró que la delimitación de los espacios marítimos nacionales es un asunto interno y un acto de soberanía que se refiere a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. “La actualización de las legislaciones nacionales se enmarca en una interacción constructiva y responsable de nuestro sistema jurídico interno con el derecho internacional”, sostuvo, insistiendo que se trata, al mismo tiempo, de una cuestión de alcance internacional que podría ser objeto de negociaciones entre el Reino y los Estados con costas limítrofes, en particular la vecina España, considerada como un socio estratégico vinculado a Marruecos por fuertes relaciones políticas, económicas e históricas.

Fuerte con sus derechos nacionales, Marruecos, como Estado responsable, no busca en absoluto imponer unilateralmente cualquier hecho consumado en la zona de delimitación de sus fronteras marítimas, aseguró.

Asimismo, resaltó que es en el contexto de esta dimensión jurídica, técnica y geopolítica, donde se inscriben estos dos proyectos de ley, susceptibles de establecer un marco legislativo que garantice un arsenal jurídico nacional relativo al dominio marítimo moderno, completo, determinado y claro, que abarque todos los territorios marítimos bajo la soberanía y los derechos soberanos del Reino y todas las costas nacionales, tanto en el Mediterráneo como en el Océano Atlántico, sin excepción.

Marruecos velará por sus derechos, respetará sus compromisos, permanecerá abierto a las posiciones nacionales de los países vecinos amigos y a sus derechos legítimos, y estará dispuesto a entablar un diálogo constructivo que conduzca a compromisos globales y equitativos basados en el interés mutuo, concluyó.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page