Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

LA DECISIÓN, Elias D. Galati (Argentina)

Reflexiones

 

La decisión es la determinación o resolución que se toma o se da a una cosa dudosa.

También es la sentencia o fallo sobre cualquier cosa.

Se entiende como firmeza de carácter en relación a las personas.

Desde la psicología es la elección que se sigue a la deliberación consciente, que hace posible la acción, y la enunciación de un curso de acción con el firme propósito de llevarlo a cabo, con una firme adhesión  a una línea de conducta, que se considera acertada y la mejor en la situación vivida.

Escapa a las indecisiones y refuerza el terreno volitivo.

Muchas decisiones se toman por la tendencia determinante de cada individuo, y es probable que sean tomadas desde un estado armónico, ya que la falta de armonía impide tomar decisiones claras.

En realidad las decisiones son tomadas casi siempre sin la seguridad de un resultado positivo, y suponen un riesgo para el individuo, en especial porque ellas son determinantes de la conducta.

Desde la filosofía se la vincula con el compromiso por la existencia y con la elección, la vocación, el destino yla resolución

En última instancia plantea el tema de la libertad.

Es el momento final de la deliberación, que plantea el compromiso hacia una de las alternativas posibles.

Aristóteles la indica como elección y la define como una apetencia deliberada que concierne a las cosas que dependen de nosotros.

Spinoza identificó a la decisión con el deseo, o determinación del cuerpo, que se puede deducir por las leyes del movimiento y de la quietud.

Para todos los filósofos es separar las posibilidades en una única alternativa posible.

Es un acto anticipatorio, que se proyecta y por lo tanto el futuro se determina de alguna manera.

Para Heidegger es la posibilidad de proyectar y determinar abriendo las posibilidades fácticas del caso, aunque considera que hay una única decisión auténtica y es la que orienta hacia la posibilidad propia de la existencia, es decir la decisión auténtica coincide con la comprensión de la existencia humana como posibilidad de la muerte.

Nuestro camino por la existencia está jalonado de decisiones, de momentos en los cuales elegimos adonde ir, como continuar y señalamos la idea motriz y el sentido que daremos a la vida, a nuestra vida personal y a la vida de relación con los demás.

No hay por lo tanto una decisión, sino una suma de decisiones, y muchas veces sobre un solo hecho o una circunstancia.

En primer lugar, debemos decidir previamente, que haremos, la elección será acepto o huyo, me comprometo en la situación o me abstengo.

Es la primera y más notoria de nuestras decisiones y aquello que nos define como seres.

Sobre ella, después de la aceptación continuará una serie de decisiones sobre la forma, el compromiso, la responsabilidad, la solidaridad, la bondad y el equilibrio que emplearemos en nuestras acciones con referencia al hecho.

No siempre es nuestro deber aceptar, hay cosas que no están a nuestro alcance o que no nos corresponde, pero la decisión es importante cuando es nuestra responsabilidad, nuestro deber, cuando estamos obligados a hacer algo en relación a la circunstancia que se nos presenta.

Entonces decidir correctamente significa saber a conciencia cuando me corresponde y qué me corresponde hacer.

Cuántas veces nos alejamos señalando que no tenemos nada que ver, que no me importa, en todos los órdenes de la vida, cuando podemos hacer algo por mejorar la situación ya sea social o de nuestros hermanos, cuando podemos dar algo de nosotros que puede ser útil, pero consideramos que estamos al margen.

Este compromiso es la primera condición de nuestras decisiones y la que nos define como somos socialmente.

Luego sobre nuestra aceptación, que hacemos:  somos elemento de unión, de equilibrio, de justicia, de bondad; nuestras acciones sirven para que la situación se solucione o se disuelva y puede continuar el proceso en paz, o somos soberbios, egoístas, pretensiosos y tratamos de imponer nuestras condiciones, preferencias y conveniencias sobre el lugar común, y sacar ventaja o partido de nuestro compromiso en beneficio propio.

Esta es la decisión que nos define como hombres, que señala quienes somos como persona, que nos marca y determina en el contexto social.

De estas decisiones dependerá el entramado social, que nuestra comunidad sea mejor, equilibrada y progrese o que nos sumamos en una vuelta de tuerca sobre la situación que nos detenga, nos margine e impide el crecimiento y la concreción de una sociedad mejor.

DECISION

Me pregunto adónde voy

está  a mi disposición

un abanico de opciones

que indicarán quien soy

 

debo tener el valor

de acertar en la elección

en todas las situaciones

donde yo tenga el control

 

mi libertad es un don

pero también condición

de responder mis acciones

 

fluye la vida alrededor

de mi propia decisión

que dirá adonde voy

 

Elias D. Galati

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page