Cronica desde TindufCrónicasFeatured

La decisión y su implicación: Ni Argelia ni su Polisario

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

El portazo del ya ex embajador de Marruecos en Argel a la invitación- convocatoria del jefe de la diplomacia argelina conlleva más de un mensaje, el más claro el más contundente es que quien ha tomado la decisión de la ruptura a debe asumir.

Dicho con otras palabras: se trata de una ruptura con el mentor, con su doméstico polisarista y con la tolerancia, hasta ahora mostrada en el expediente del Sahara.

De hecho, desde el 7 de julio pasado en que el presidente Tebboune, el más visceral anti marroquí o el que menos importancia da a los intereses de su país y de los ajenos de toda la historia de la presidencia argelina, ha recorrido al ex buteflikista Ramtan Lamamara, Marruecos, con Argelia esperaba lo peor, aunque con el régimen argelino, hay peor y hay peor de los peores.

Descartado, pues, el mentor, por lo muy poco que quedaba de una relación simbólica, Marruecos debe buscar y encontrar una nueva dinámica para impulsar una solución justa, equitativa, realista y realizable al prefabricado problema del Sahara, lejos de su fabricante y lejos de su doméstico.

La alternativa es clara y muy cerca. Solo falta dar el decisivo paso para adoptarla.

Nueva situación, nuevos imperativos…

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page