Cronica desde TindufFeatured

La Declinante Diplomacia Argelina: Desafíos en Mali y el Impacto en la Escena Africana

Vergonzoso!

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

En el último episodio de la debacle diplomática argelina, los esfuerzos de mediación en Mali han alcanzado nuevas profundidades. La reciente convocatoria del embajador argelino en Bamako es un síntoma claro de la deteriorada relación entre Argelia y Mali, marcada por la intervención desmedida del Palacio El Mouradia en los asuntos internos malienses.

La acogida de separatistas del Movimiento de Azawad por parte de Argelia ha desencadenado una serie de protestas y críticas, exacerbando lo que ya se considera un « fracaso catastrófico » de la diplomacia argelina en la resolución de la crisis en Mali. En lugar de seguir un enfoque consultivo, Argelia ha optado por una estrategia que implica una intervención directa en los asuntos internos, respaldando incluso políticas desestabilizadoras en países vecinos.

La condena no se limita solo a las partes separatistas, que ven a la intervención argelina como el origen de la crisis en Mali, sino que también incluye al propio gobierno maliense. Desde el colapso del acuerdo de paz en 2015, Mali se ha visto sumido en un caos considerable, con conflictos intensos que se han exacerbado aún más tras la retirada reciente de la misión de la MINUSMA. La nueva intervención argelina amenaza con empeorar la situación, afectando a toda la región.

Es interesante observar que las reuniones de Argelia con separatistas malienses coinciden con un aumento en las demandas de mediación por parte de otro actor regional. Este hecho indica un giro en la percepción de la efectividad de la diplomacia argelina.

Expertos señalan que la relación entre Argelia y Mali ha experimentado complicaciones recientes, a diferencia de épocas pasadas. La situación actual deja a Argelia aislada en este archivo, especialmente después de la entrada de otras potencias, así como el aumento de tensiones con las partes opuestas al régimen maliense.

Este desarrollo revela la fragilidad y debilidad de la diplomacia argelina, quizás desencadenada por la presión interna en Argelia, donde ciertas acciones han encontrado resistencia.

Se sugiere que la protesta del gobierno maliense se debe a la participación del aparato de inteligencia argelino en negociaciones con separatistas. Esto pone de manifiesto la intervención argelina en los asuntos internos de otros países, un hecho que el gobierno de Mali ha dejado claro que no tolerará.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page