América LatinaCrónicasFeatured

La defensa de los DDHH es el objeto de DHSF y las presiones no nos apartaran de ese camino Juan C. Moraga D. Sub director Derechos Humanos Sin Fronteras

Entrevista

 

Juan C. Moraga D.
Sub Director Ejecutivo.
Derechos Humanos Sin Fronteras.

Para nuestros informes solicitamos información a organismos independientes, a la oficina de la   alta comisionada de la ONU para los DDHH y a la encargada de estos derechos en la asamblea nacional constituyente de Venezuela, María Alejandra Díaz.

En Marruecos el estado asume violaciones a los DDHH y convoca a las víctimas para diseñar políticas de justicia y reparación, además de usar los medios para que esto no se repita. Esto no puede ser motivo de crítica, sino de reconocimiento.

Zapatero en el congreso del MSP indica el aislamiento del polisario y que la propuesta de Marruecos, como dice el MSP, es un buen inicio para terminar con el sufrimiento de tantos que hoy, más que militantes, se sienten  engañados y estafados por el Polisario.

Juan Carlos Moraga Duque es conocido para quienes vivieron la Unidad Popular donde fue el funcionario de confianza más joven del presidente Allende. Después de clandestinidad y exilio, aparece en informe Valech por sufrir prisión política y tortura. Tiene amigos y algunos enemigos. Hoy representa Derechos Humanos Sin fronteras, que, con sus informes, ha recibido aplausos y ataques, de lo cual conversamos en esta entrevista.

Por. Leonor Saldías H.

Después del último informe entregado por derechos humanos Sin Fronteras, estos han sido descalificados, tanto el de Venezuela, como los de Marruecos y el Sahara ¿Qué puede responder a esto?

Como usted dice, estos informes han sido descalificados, pero no desmentidos. Los ataques provienen de simpatizantes de la señora Machado que pide a EUU una invasión militar a Venezuela. Esto claramente  culmina cuando los “invasores” se apoderan   de las riquezas naturales del país, con un alto costo en vidas y graves  atropellos a los DDHH. “Recuperar la democracia” es el pretexto, pero el medio oriente y Venezuela muestran el verdadero objeto: el petróleo, como lo fue el Año 73 el cobre en Chile.

Se argumenta que en Venezuela hay una dictadura y que se atropellan los DDHH, cuestión que DHSF no considera en su informe…

No es así. Al contrario, DHSF se preocupó de solicitar información sobre el estado de los DDHH en ese país a organismos independientes, a la oficina de la alta comisionada de la ONU para los DDHH y a la encargada de los derechos humanos en la asamblea nacional constituyente, la señora María Alejandra Díaz, cuya información fue chequeada por expertos.

O sea que en Venezuela los derechos humanos se respetan

Ha habido violaciones a estos derechos y la autoridad actuó con severidad y las cifras lo demuestran en el informe. “Entre 2017 y el primer trimestre de 2020, se acusó de homicidio a 731 miembros de las fuerzas de seguridad; 492 de ellos fueron imputados, 436 fueron privados de libertad y 117 condenados por homicidio. En ese mismo período, el Ministerio Público inició 4.890 investigaciones por las muertes violentas en el marco de las operaciones de seguridad”. En cambio en Chile, como todo el mundo sabe, durante y después del estallido se cometieron atroces violaciones, hay miles de querellas con pruebas sobre estos delitos, en muchas de las cuales somos parte, hay personas con daño ocular, incluso ciegos, denuncias por violaciones y abusos sexuales en comisarías, violencia contra ancianos, niños y minusválidos, donde los culpables en lugar de ser castigados, son premiados y siguen siendo funcionarios de la policía, están en sus casas y, a diferencia de Venezuela, donde se acusó 731 policías de atropellos a los DDHH, aquí el gobierno protege a quienes violan los DDHH y existe una sensación de impunidad para quienes visten uniforme, lo que en cualquier otro país sería sancionado con cárcel.

Después del último informe entregado por derechos humanos Sin Fronteras, estos han sido descalificados, tanto el de Venezuela, como los de Marruecos y el Sahara ¿Qué puede responder a esto?

Como usted dice, estos informes han sido descalificados, pero no desmentidos. Los ataques provienen de simpatizantes de la señora Machado que pide a EUU una invasión militar a Venezuela. Esto claramente  culmina cuando los “invasores” se apoderan   de las riquezas naturales del país, con un alto costo en vidas y graves  atropellos a los DDHH. “Recuperar la democracia” es el pretexto, pero el medio oriente y Venezuela muestran el verdadero objeto: el petróleo, como lo fue el Año 73 el cobre en Chile.

Se argumenta que en Venezuela hay una dictadura y que se atropellan los DDHH, cuestión que DHSF no considera en su informe…

No es así. Al contrario, DHSF se preocupó de solicitar información sobre el estado de los DDHH en ese país a organismos independientes, a la oficina de la alta comisionada de la ONU para los DDHH y a la encargada de los derechos humanos en la asamblea nacional constituyente, la señora María Alejandra Díaz, cuya información fue chequeada por expertos.

O sea que en Venezuela los derechos humanos se respetan …

Ha habido violaciones a estos derechos y la autoridad actuó con severidad y las cifras lo demuestran en el informe. “Entre 2017 y el primer trimestre de 2020, se acusó de homicidio a 731 miembros de las fuerzas de seguridad; 492 de ellos fueron imputados, 436 fueron privados de libertad y 117 condenados por homicidio. En ese mismo período, el Ministerio Público inició 4.890 investigaciones por las muertes violentas en el marco de las operaciones de seguridad”. En cambio en Chile, como todo el mundo sabe, durante y después del estallido se cometieron atroces violaciones, hay miles de querellas con pruebas sobre estos delitos, en muchas de las cuales somos parte, hay personas con daño ocular, incluso ciegos, denuncias por violaciones y abusos sexuales en comisarías, violencia contra ancianos, niños y minusválidos, donde los culpables en lugar de ser castigados, son premiados y siguen siendo funcionarios de la policía, están en sus casas y, a diferencia de Venezuela, donde se acusó 731 policías de atropellos a los DDHH, aquí el gobierno protege a quienes violan los DDHH y existe una sensación de impunidad para quienes visten uniforme, lo que en cualquier otro país sería sancionado con cárcel.

Hay personas que dicen que en Venezuela hay una dictadura y comparan a Maduro con Pinochet ¿Qué dice de esto?

Sobre que hay dictadura, recuerdo lo que decía el ex presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero: “a diferencia del Chile de Pinochet,  en Venezuela hay una oposición activa, personas que llaman a que su país sea invadido por fuerzas militares extranjeras, también un diputado que en una plaza se  autoproclama presidente y con ayuda del gobierno de EEUU hace esfuerzos por apropiarse de el oro y los bienes de ese país en el extranjero. Llamar a una invasión y otorgarse atribuciones que corresponden a un presidente, en cualquier país  es un acto de sedición. En tiempos de Pinochet solo mencionar un gobierno paralelo, y plantear una disidencia te costaba la cárcel o la vida. La comparación es poco seria.

Pero en la DC y el PS lo dicen

Bueno, la DC ayudo a instalar a Pinochet, los PS hace rato dejaron de ser socialistas y ninguno de los que hace estas afirmaciones ha sufrido prisión política y tortura, como la sufrimos quienes aparecemos en el informe Valech. Sería todo.

¿Usted es fundador de la fundación Clotario Blest?

No soy fundador. Fui invitado a participar y acepté por respeto y agradecimiento personal hacia Clotario, que me visitó y entrego apoyo durante más de un año que estuve  en la cárcel pública de Santiago. La fundación tiene un directorio que la representa judicial y extrajudicialmente. Yo no tengo nada que ver.

SAHARA

En artículo publicado en Madrid sobre DHSF Johana Quesada califica el de Marruecos como “informe empalagoso” y que “ni los países escandinavos son merecedores de este tipo de informes, tan condescendientes sobre una de las pocas autocracias feudales que quedan en el planeta. ¿Qué nos puede decir?  

Si, lo hemos leído, también dice que “Marruecos es un país que no cumple los más elementales y básicos estándares de democracia”. Los ataques de doña Johana ni siquiera debieran merecer comentario, pero personas que la conocen nos han dicho los verdaderos motivos que la impulsan, donde no importa la verdad o los argumentos, sino la descalificación para que otros repitan un cuento que ya lleva más de 40 años, detrás de lo cual se encuentra un grupo llamado frente polisario, que vive de esto y al cual no le interesa ni le conviene que el mundo conozca que en Marruecos hay una democracia real, con presencia de todos los sectores políticos en su parlamento, que la nueva constitución dio rango constitucional a los derechos de la mujer, de los trabajadores, la familia, la salud, la educación y, como en ninguna parte del mundo, el estado asume que violentó los derechos humanos y convoca a las víctimas para diseñar políticas de justicia y reparación, además de usar los medios para que nunca más los DDHH sean violados. El informe, que cualquier persona puede ver en el sitio de derechos humanos sin fronteras no es “empalagoso” como dice doña Johana, sino que valora las medidas tomadas en favor de los DDHH y cambios producidos en la sociedad marroquí, donde las organizaciones sociales tienen un rol, existe libertad política, personal y religiosa, lo que no podemos dejar de reconocer y, por el contrario, nos parece correcto valorar.

Los representantes de la República Árabe Saharahui Democrática, denuncian a Marruecos como ocupante ilegal del Sahara y han solicitado a Chile su reconocimiento diplomático. También dicen que DHSF es órgano de fachada al servicio del colonialismo ¿Qué puede decir?

Estamos al tanto de las descalificaciones y le puedo agregar que han movilizado a personas importantes, incluido un premio nobel, para que DHSF retire el informe sobre el Sahara, donde se denuncian graves violaciones a los DDHH cometidas por frente polisario y sus dirigentes, asunto que se encuentra en manos de la justicia, no solo por crímenes de lesa humanidad, sino también por robo de ayuda humanitaria. Esto que es grave y también lo han denunciado organismos europeos independientes que piden explicaciones sobre la ayuda que han entregado, lo que revela un carácter inmoral y las verdaderas intenciones de sujetos que nunca han actuado por principios, sino por intereses.

Esta situación, al igual que la utilización de niños con instrucción militar es grave, cuestión que, al ser descubierta, ha provocado una verdadera explosión al interior del polisario, dando origen a una nueva estructura, el movimiento saharaui por la paz, que surge para entregar una solución política a este conflicto que, durante más de 40 años, solo ha traído sufrimiento y miseria a quienes creyeron en este grupo y que han terminado no solo robando, sino asesinando a sus propios compañeros. Esto, con datos concretos lo registra el  informe, cuestión inaceptable para ellos y que explica esta feroz campaña en contra de DHSF. Lo cierto es que la RASD es una república virtual, no reconocida por la ONU y, por lo mismo, no es un país, sino una vitrina que sirve a los dirigentes del polisario para hacer negocios en territorio de Argelia donde, con la tolerancia del gobierno de ese país, ha violado en forma sistemática los derechos humanos, además de cometer toda clase de delitos. 

Se dice que a Marruecos y su propuesta para el Sahara solo lo apoyan gobiernos de derecha, algunos renegados y mercenarios. ¿Qué hace usted, con su pasado, al lado de esta gente?  

También se ha dicho que soy funcionario de Marruecos, lo que es absolutamente falso. Sobre la propuesta para el Sahara, valoramos que esta  contempla autonomía política, económica y administrativa para los saharaui. Pensamos que esta es una propuesta sería, viable y humana, reconocida como tal por la inmensa mayoría del mundo, valorada también por países con gobiernos de izquierda, lo que alegra y conforma.

¿Con que país “de izquierda” puede demostrar lo que dice?}

Hace 2 Años pude participar en la IV comisión de la ONU donde me encuentro con el Dr. NGUYEN MANH HUNG, secretario general de la Academia de Estudios Políticos Ho Chi Minh de Hanói, que intervino para apoyar la propuesta de Marruecos en el Sahara. Esto lo comentaba hace poco con las abuelas de plaza de mayo, haciendo ver que este no es un tema de izquierda o derechas, sino de humanidad y sentido común, cuestión que la alternativa al Polisario, el Movimiento Saharahui por la paz, ha valorado, declarando que esta propuesta es un buen punto de partida para solucionar esta crisis que a los únicos que ha beneficiado es a la cúpula del Polisario. Cuando un patán de Chile y otro de Ecuador dicen que la propuesta de Marruecos para el Sahara solo es apoyada por fascistas, confirman su falta de moral y escrúpulos, para mentir, lo que no solo ha cansado a quienes nos oponemos a sus manejos, sino también a los que antes les entregaban apoyo. La presencia de José Luis Rodríguez Zapatero en el congreso del MSP, al cual solo ayer Evo Morales agradeció su apoyo durante el exilio.

 Venezuela también espera contar con el cómo observador para las elecciones del 6 de Diciembre, son indicadores del aislamiento del polisario y de que la propuesta de Marruecos para el Sahara no se puede encasillar en los viejos marcos de izquierda o derecha sino, como dice el MSP, en un referente serio para dar inicio al termino del sufrimiento de tantos que hoy, más que militantes, se sienten  engañados y estafados por el frente polisario. En cuanto a las descalificaciones y acusaciones de que esto responde a la derecha, solo recordar que, en esta vereda, estamos con Viet Nam, un país de gente sencilla y amable, donde hace años fui invitado para ver cómo se une todo un pueblo, sin diferencias de ningún tipo para enfrentar y derrotar, al más grande de los imperios.

En la defensa de los DDHH compartimos con abuelas de plaza de mayo, organizaciones defensoras de los DDHH de 28 países  y nuestro registro por haber sufrido prisión política y tortura se encuentra en el informe Valech. Con estos antecedentes no vale siquiera la pena responder a verdaderos bandidos que no saben de principios, nunca se la han jugado por nadie y que viven del sufrimiento de gente buena.

Hace pocos días la asociación Saharahui para los DDHH denuncio que 2 personas que habitaban en los campamentos de refugiados de Tinduf, fueron salvajemente quemados vivos por fuerzas militares de Argelia, lo que debe ser condenado por todo el mundo. Desgraciadamente todavía quedan algunos que justifican o guardan silencio frente a estos asesinatos, transformándose en cómplices de ellos. Nos alegra profundamente que este tipo de personas se encuentren en la otra vereda, porque con ellos no hay diferencias políticas, sino diferencias éticas y morales insalvables, que son las diferencias que separan a quienes luchan por principios, de los mercenarios que actúan por otros intereses.

Hay gente de derecha en América latina que aparece siempre con Marruecos, incluso quienes justifican dictaduras…

Es posible y eso, precisamente, muestra la transversalidad del apoyo a esta causa. Me alegra que gente diversa apoye el proceso de cambios en Marruecos, que valoren el rol de la mujer en esa sociedad, el reconocimiento a los atropellos cometidos en materia de derechos humanos y la solución reparatoria que se busca y se encuentra  de acuerdo con las víctimas, eso habla bien de sus autoridades, sus políticos y académicos, además de las organizaciones civiles, con muchas de las cuales tenemos contacto.

Se dice que aprobar una nueva constitución en Chile es seguir el camino de Venezuela, ¿usted apoya ese camino?

Aparte de estupidez, eso refleja ignorancia. Para responder a lo que me consulta puedo decir que países tan distintos como Marruecos y Venezuela, donde al primero no se le puede calificar de chavista y al segundo de monárquico, han hecho cambios profundos en sus constituciones, lo que en lugar de problemas ha generado bienestar, sin consecuencias desastrosas como la verdadera campaña del terror que impulsan los herederos de Pinochet en Chile.

En esos cambios,  se garantizan los derechos de cada persona, entre otros los derechos humanos, cuestión de la que hablábamos hace poco con Diego Ancalao, presidente del instituto de desarrollo y liderazgo indígena; antes lo habíamos conversado con abuelas de plaza de mayo, o el juez Garzón, que fuera el primero en acoger una demanda en contra del Polisario por sus crímenes.

Terminar con la constitución generada en dictadura, que fue aprobada por 4 militares y sometida a un  plebiscito sin registros electorales, no es seguir el camino de nadie, sino buscar lo mejor para Chile y resolver un tema pendiente. Hoy es una obligación moral terminar con esa constitución, lo que también que marca diferencias entre quienes son consecuentes con sus principios para construir un mejor país y los mercenarios que, desde el mundo político, gremial o social, actúan por otros intereses.   Tan simple como eso. La defensa de los DDHH es el objeto de DHSF y las presiones, del lado que sean, no nos apartaran de ese camino.

Si bien usted está en el informe Valech y tiene una historia, también se le acusa de haber apoyado el Si para el plebiscito del SI y el NO y haber sido expulsado del PS ¿Qué nos puede decir?

En ese plebiscito, junto a Clotario Blest, y muchos otros compañeros llamamos a anular el voto, lo que consta en la prensa de la época. Como la historia demostró, eran otros los que negociaban en secreto con la dictadura y eso se demuestra sin descaro en agosto de 1989 donde juntos la DC, el PS, los radicales, Pinochet, Jaime Guzmán y la derecha llamaron a aprobar las reformas que otorgaban impunidad a Pinochet. El PC guardó silencio. Nosotros, con Clotario, llamamos a rechazar este acuerdo siniestro. Raúl Pellegrin y el frente autónomo también rechazaron y Pellegrin, a quien conocí en Alemania, escribió entonces a sus compañeros diciéndoles que por esa posición “nos dirán de todo, trataran de dividirnos y separarnos del pueblo”.  El 87% de los votantes aprobaron las reformas propuestas y en la noche del plebiscito agradeció este apoyo por cadena de TV Ricardo Lagos, Pinochet en persona, Aylwin y otros. Quedó claro donde estaba la traición. Quienes nos acusaron entonces de traidores hoy deben andar con guardaespaldas por la calle. Por mi lado, en la vida he contado con la confianza de gente realmente valiosa, empezando por el presidente Allende y mis compañeros que murieron en La Moneda. Después del golpe estuve un año en la clandestinidad,  regrese al país con otra identidad el año 79. Me detienen  3 años después y paso más de un año en la cárcel pública, siendo el único en mi proceso lo que, en términos “caneros”, significa que no abrí la boca y con los otros presos políticos que compartí entonces, hasta hoy, tengo una amistad intensa y a veces nos encontramos.

Hace 9 años un sujeto dijo en un medio que yo era agente de la CNI y, aunque muchas veces no le doy importancia porque sé de donde vienen estos ataques, por respeto a quienes quiero interpusimos una demanda. En el tribunal dijo que no se refería a mí, que me confundió con otra persona.

Sobre el PS chileno, que estuvo por rechazar el acuerdo siniestro del segundo plebiscito de agosto del 89 que otorgaba inmunidad a Pinochet, después de un compromiso político con Clodomiro Almeyda lo disolvimos y el PS pudo retomar su nombre, con el compromiso de que debía ser latinoamericanista y antimperialista. Mientras Almeyda  estuvo vivo el acuerdo se respetó y los ataques con descalificaciones se suspendieron, pero siempre hay alguien que los saca y el último de ellos, a propósito de Marruecos y porque lo desenmascaramos donde realmente importa, como son las organizaciones sociales, se llama Esteban Silva, un sujeto gris que, sin pudor ni respeto, ha tratado de usar el nombre del presdente Allende para un movimiento virtual que no supera las 4 personas, de lo que se tomó nota en la mesa de unidad social. También habla a nombre del frente polisario, una organización  paramilitar acusada en tribunales  de España de violar los derechos humanos, robar ayuda humanitaria para refugiados y traicionar y asesinar a sus propios compañeros, manteniendo hasta hoy detenidos desaparecidos en cárceles secretas situadas en territorio de Argelia. Nada que envidiar a la DINA y Pinochet. También dice que fui expulsado del PS.

Frente a estas mentiras solo decir que detrás mío  y perdone que hable en primera persona, hay una historia de la que me siento orgulloso. No hay una sola persona en este país que pueda decir: yo caí preso por Moraga. En cambio hay socialistas, incluso en el congreso, que han sido acusados de asesinar a compañeros de izquierda cuando estaban a cargo de la oficina. De todas formas no meto a todos en un mismo saco y debo reconocer un esfuerzo de sectores del PS por recobrar su historia. En cuanto a Silva, solo es un pobre y triste oportunista, sin representatividad ni credibilidad, ofreciendo sus mentiras donde ya sabemos que han tomado nota de su calaña. Nuestra lucha en defensa de los derechos humanos está por sobre estas miserias y miserables donde, lamentablemente, a veces hay que  responder mentiras de sujetos sin Dios ni ley, como son los representantes del Polisario.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page