América LatinaCrónicasFeatured

La diferencia moral con el polisario en Chile. Ana Castellanos C. www.fundacionchilemarruecos.cl

Tribuna infomarruecos.m

 

En Chile, cada cierto tiempo y a través de redes sociales nos llega información que divulga el representante del frente Polisario que, como todos sabemos, no representa a nadie, nada más que a sí mismo y que, desde un computador, difunde su odio contra Marruecos y noticias de una “guerra deliberación” que también, como se ha demostrado, es totalmente imaginaria.

Lo acontecido en el paso de Guerguerat y en el primer momento les permitió, a través de noticias falsas, que 2 senadores (de 50)  y 6  diputados (de 157), firmaran una carta dirigida al canciller Allamand pidiendo que Chile “condene la violación de Marruecos al cese del fuego y llame a la ONU a restablecer la paz para el Sahara occidental”, la que fue entregada por un solitario emisario en la oficina de partes de la cancillería que era, al fin y al cabo, lo máximo que podían esperar, que les recepcionaran una copia, porque también saben que Chile, en este tema, tiene una política de estado que trasciende a los gobierno de turno, como son sus excelentes relaciones con Marruecos y un claro reconocimiento a la marroquinidad del Sahara.

De todas formas y por parte de la mayoría de los parlamentarios la famosa carta fue más motivo de bromas que de preocupación pues se tomó como lo que realmente era, un nuevo elemento para publicar en 3 medios digitales, 15 tweeds falsos, un face  y el  representante que cada día es menos escuchado. Lo de Guerguerat fue la gota que colmó el vaso y a lo que respondió el destacado profesor Rafael Pizarro que, durante años, también fue engañado por el polisario y que ahora  “se sintió en la obligación moral de responder a tanta mentira”.  Después del artículo de Pizarro, publicado en 11 medios  de Chile y otros países, quedó en evidencia que tal guerra no existe y que la intervención de Marruecos se ajustaba al derecho internacional, que actuaba en su territorio y que no hubo violación delos DDHH,  de los 8 firmantes de la carta a la cancillería 3 pidieron información sobre denuncias por robo de ayuda humanitaria y atropellos a los DDHH que involucra a los representantes del Polisario y que fuera publicado en el sitio www.dhsinfronteras.org . Esteban Silva, una vez más, se mostró cómo mentiroso y quedó en evidencia que el mismo como persona y el polisario como grupo, viven de estas mentiras. 

Lo anterior a propósito de lo positivo y en el mismo tema, como han sido las actividades realizadas durante la pandemia por la fundación Chile Marruecos de solidaridad con el Sahara Marroquí, institución que, desde el inicio de la crisis sanitaria, acudió en apoyo “de quienes más lo necesitan”, llegando con su ayuda a recintos carcelarios, especialmente la cárcel de mujeres y poblaciones pobres de Santiago y provincias, en cuyo desarrollo falleció una de sus integrantes. Ilustrativo de lo que ha hecho esta fundación y marcando una enorme diferencia moral con los representantes del polisario, es la simpatía en ascenso que genera hoy Marruecos en las organizaciones sociales, siendo un claro ejemplo de ello que ”una de las suyas” haya sido electa esta semana con alta votación en una importante central sindical chilena, como reconoce su balance del año fechado este 04de Diciembre en Santiago que dice:

“Durante este año también debimos lamentar la sensible pérdida de una gran amiga y colaboradora, Genoveva Vega Vucina que, víctima de un cáncer, ha dejado de existir. Su Hija Andrea ha solicitado reemplazarla en nuestra fundación. Genoveva y mientras tuvo vida, personalmente se preocupó de coordinar actividades solidarias de nuestra fundación durante la pandemia. Sobreponiéndonos al dolor que nos deja Genoveva, queremos felicitar a una gran amiga y miembro del directorio de nuestra fundación, Isabel Castro Molina que, con una alta votación que le han entregado dirigentes sindicales de todo el país, ha sido electa directora nacional de la Central Autónoma de Trabajadores de Chile (CAT). En este plano de cosas positivas, también destacamos el nombramiento de Juan Carlos Moraga Duque como director (S) de Derechos Humanos Sin Fronteras donde, estamos seguros, cumplirá con el mandato de condenar el atropello a los DDHH donde quiera estos sean violados. Ha sido un año de lecciones, de dolores y también de alegrías, como fue sentir el afecto de quienes recibieron nuestra ayuda solidaria, confirmar el aislamiento político y desprecio social hacia los enemigos de Marruecos, establecer lazos con 47 organizaciones de 9 regiones y la elección de una de las nuestras en la segunda central sindical más importante de Chile. No es poco para un año con pandemia. El profeta dice que: “si salvamos una vida, salvamos a la humanidad entera”. Como fundación ese ha sido, es y será nuestro trabajo durante el año2021”.

Claramente hay diferencias éticas y morales muy grandes con los representantes del Polisario que, una vez más, ha quedado en evidencia que actúan y mienten sin Dios ni ley, mientras los integrantes de esta fundación y sin dobles intenciones, junto con informar sobre la verdad del Sahara, realizan un trabajo efectivo y concreto en ayuda de quienes más lo necesitan.

Son dirigentes activos en organizaciones de la sociedad civil que nos les tiembla la voz para denunciar los atropellos a los DDHH que se cometen y para defender a las mujeres secuestradas en Tinduf, como ha hecho Isabel Castro en el marco de sus actividades sindicales. Son personas decentes que, desde la fundación, no vacilaran en poner en su lugar a los mercenarios que utilizan, en su beneficio, el dolor de los que  sufren y son abusados por el polisario  en campamentos que controla y administra este grupo en territorio de Argelia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page