CrónicasCulturaFeatured

La diplomacia cultural con letras capitales Por: Sara Kassir

Cultura diplomàtica

 

Gracias a la labor relevante de sus diplomáticos competentes dondequiera que estén y a la difusión de su cultura variada y enriquecedora hasta en los confines del mundo, Marruecos tiene cada vez mayor visibilidad y las alianzas y cooperaciones bilaterales están ganando cada vez más terreno.

Hablar del papel de la diplomacia en el acercamiento de los pueblos en nuestra época es poner de relieve un elemento importante en el desarrollo de las políticas extranjeras emprendidas por los Estados. En nuestro caso, las representaciones diplomáticas han estado siempre trabajando codo con codo, con el mando de SM el Rey Mohammed VI para que el Reino consiga tener ecos crecientes por todo el mundo.

 La diplomacia no se refiere solo al conjunto de los esfuerzos políticos o económicos desplegados por las distintas representaciones diplomáticas de un país dado en el mundo, sino también a las cooperaciones culturales y académicas que se llevan a cabo, con el fin de promover la imagen de un país u otro, a eso se le llama diplomacia cultural.

De hecho, la diplomacia cultural o como la llaman algunos “soft power” resulta, hoy en día, a la vez tajante y decisiva en la promoción de la imagen de Marruecos ante los demás países.

Ferias, jornadas culturales, cooperaciones bilaterales, becas de movilidad para estudiantes marroquíes y extranjeros y conferencias internacionales, etc. Son solo algunos ejemplos de las distintas manifestaciones de la diplomacia cultural, a través de las cuales Marruecos se viste de luces para brillar tal una estrella entre la constelación que forman las culturas ajenas.

En Chile, la creación del Centro Mohammed VI para el Dialogo de las Civilizaciones en Coquimbo ha propulsado el acercamiento académico y cultural entre Marruecos y Chile. Es más, con el paso de los años, el citado centro ha pasado de ser una insignia musulmana dedicada solo a los árabes y musulmanes del país o de la región a una universal, promoviendo el intercambio entre las distintas culturas del mundo, sin que la diferencia de la raza, religión u origen interfiera en este proceso cultural.

A continuación, el caso del Parlamento Cultural Intercontinental (PCI) ubicado en Paraguay cobra mayor relevancia en la promoción cultural marroquí en el país latino americano. Su presidente no escatima ningún esfuerzo para unir culturas, organizando constantemente eventos y coloquios acerca de sus distintos aspectos. Una CULTURA con letras capitales que unirá a pueblos y derribará, sin lugar a dudas, los muros de la ignorancia y el odio hacia el otro.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page