CrónicasEconomíaFeatured

La economía nacional sufrirá tres perturbaciones debidas a una fuerte deflación de la economía mundial, a las medidas preventivas y a la sequía (Benchaaboun)

Rabat -Map

La economía nacional va a sufrir tres choques generados por la fuerte deflación de la economía mundial, las medidas preventivas contra el covid-19 y la sucesión de dos años de sequía, aseguró, ayer en Rabat, el ministro de Economía, Finanzas y Reforma de la Administración, Mohammed Benchaaboun.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el ministro delegado de la Enseñanza Superior y la Investigación Científica, Driss Ouaouicha, informó de que Benchaaboun se detuvo, en una presentación sobre la situación económica a finales de junio y las perspectivas para finales de 2020, en los principales acontecimientos en los planos internacional y nacional en el contexto de la crisis sin precedentes vinculada al Covid-19 y sus repercusiones en la economía marroquí.

Según el ministro de Economía, Finanzas y Reforma de la Administración, la economía nacional se enfrentará a tres crisis debidas a la fuerte deflación de la economía mundial, a las medidas sanitarias vinculadas al Covid-19 y a la sucesión de dos años de sequía, señalando que la tasa de crecimiento de la economía marroquí registrará una deflación de alrededor del 5 %, por primera vez desde finales de los años noventa, mientras que los equilibrios macroeconómicos se verán muy afectados, en particular por lo que se refiere al déficit presupuestario y a la cuenta corriente de la balanza de pagos.

En cuanto al comercio exterior, Benchaaboun indicó que el déficit comercial mejoró a finales de junio, mientras que las remesas  de los marroquíes residentes en el extranjero y los ingresos del turismo y de las inversiones extranjeras experimentaron una clara contracción, destacando, no obstante, que las reservas de divisas han mejorado gracias a la movilización de la financiación extranjera, en un momento en que el mercado de divisas se estabilizó sin ninguna intervención de Bank Al Maghrib.

En este sentido, el ministro predijo que el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos a finales de 2020 alcanzará el 8 % del PIB, mientras que, en relación con las finanzas públicas, indicó que la aplicación, a finales de junio de 2020, de la ley de finanzas pone de manifiesto una clara disminución de los recursos fiscales en comparación con las estimaciones preliminares, mientras que los gastos están al mismo nivel que las estimaciones, gracias a las medidas adoptadas para apoyar la economía nacional.

El responsable resaltó que, en vista de estas evoluciones, el déficit presupuestario se situaría en 7,5 % y la tasa de endeudamiento en 75,5 % del PIB.

Sin embargo, todas estas estimaciones dependen de los riesgos asociados a la evolución de la epidemia de coronavirus en los próximos meses, explicó el ministro.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page