CrónicasFeaturedSociedad

La emancipación de la mujer requiere romper el « techo de cristal » (CESE)

Igualdad de género

 La emancipación de la mujer pasa inevitablemente por romper el « techo de cristal » que representan las barreras sociales y psicológicas y que tienden a promover la inmovilidad femenina y devuelven sistemáticamente a las mujeres a una posición de inferioridad y subordinación, afirma el Consejo Económico, Social y Ambiental (CESE por sus siglas en francés)).

« Un país no puede reclamar ningún tipo de desarrollo y progreso si se excluye la mitad de su vida, es decir, a las mujeres. En un momento en que Marruecos se moviliza para avanzar hacia un nuevo modelo de desarrollo más inclusivo, es inconcebible que las mujeres estén sometidas a violencia y permanecer al margen de la vida socioeconómica y cívica ”, señala el CESE, que acaba de publicar una alerta con motivo del Día Internacional de la Mujer.

A pesar de los avances, la discriminación por razón de género y las violaciones de los derechos de las mujeres aún persisten y su participación en el desarrollo sigue siendo baja, lamenta la misma fuente, enfatizando la necesidad de realizar varios cambios para promover los derechos de las mujeres.

Por tanto, el Consejo recomienda tres grandes cambios (institucional y legal, operativo y sociocultural), derivados de sus informes y dictámenes dedicados a la promoción de la igualdad de género y la lucha contra todas las formas de discriminación.

Por tanto, se trata de acelerar la armonización de la legislación nacional con los principios y disposiciones de la Constitución y las convenciones internacionales de derechos humanos ratificadas por Marruecos y relativas a la prevención y eliminación de todas las formas de discriminación hacia las mujeres y las niñas.

En este sentido, el CESE destaca la importancia de derogar las disposiciones legales contenidas en un determinado número de textos legales cuya aplicación perjudica a las madres solteras y a sus hijos y que atentan contra los derechos humanos. y que obstaculizan una denuncia por violación (art. 490 del Código Penal), agregando que también deben derogarse los artículos 21, 20 y 22 del Código de Familia para erradicar el matrimonio infantil.

Se trata también de erigir la promoción de la igualdad y la lucha contra la violencia contra las mujeres y niñas (tolerancia cero), tema nacional prioritario traducido en una política pública global y transversal, basada en un presupuesto santuario claramente identificado, así cmo en cuanto a garantizar el respeto de la dignidad y la privacidad de las mujeres, incluso en el contexto de procedimientos judiciales y médico-legales.

Además, el CESE recomienda condicionar parte de la subvención pública concedida a partidos políticos, sindicatos y asociaciones a que se alcance un nivel mínimo de representatividad del 30% de las mujeres en sus órganos dirigentes.

En cuanto a los cambios operativos, el CESE considera necesario poner en marcha un plan nacional para abrir guarderías infantiles públicas o de empresa en todo el país, flexibilizar el horario escolar para los niños y poner en marcha medidas activas positivas y orientadas a garantizar la paridad en el acceso a puestos de responsabilidad en el servicio público.

Es también por una mayor flexibilidad en cuanto al recurso a nuevas formas de trabajo dentro de las empresas (teletrabajo, trabajo a tiempo parcial, jornada flexible, etc.) y el fortalecimiento del marco legal relativo a la lucha contra el acoso moral y sexual de las mujeres en lugares públicos y en áreas protegidas, especialmente lugares de trabajo.

Asimismo, el Consejo llama a la inclusión de la seguridad de las mujeres, en el transporte público y en los lugares públicos, en el centro de las preocupaciones de las políticas de ciudad, las políticas de seguridad pública, los planes de desarrollo urbano y los programas de vivienda y la promoción del acceso de las mujeres rurales al trabajo remunerado y la mejora de su autonomía financiera.

Desde el punto de vista sociocultural, se trata de promover el debate público para cambiar las mentalidades sobre temas relacionados con el matrimonio infantil, la interrupción voluntaria del embarazo y los procedimientos de herencia.

El CESE también recomienda iniciar la educación sexual en las escuelas para inculcar en los niños los principios de igualdad entre mujeres y hoambres, desmantelar los estereotipos discriminatorios, así como los que toleran la violencia contra la mujer, y concienciarlos sobre los conceptos de integridad física y salud sexual mediante el uso de herramientas educativas adecuadas a los grupos de edad objetiva.

El CESE concluye: « Todo esto no se puede lograr sin eliminar las limitaciones culturales que pueden ser perjudiciales para las mujeres, porque la construcción de una sociedad moderna e inclusiva requiere luchar activamente contra los estereotipos, a menudo degradantes y humillantes y consagrando una imagen negativa de la mujer ».

Las Alertas CESE tienen como objetivo compartir la reflexión sobre temas cruciales, previamente abordados por el Consejo, con el fin de aportar, a la luz de las conclusiones de su trabajo, una luz adicional a los debates actuales en la sociedad. MAP

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page