América LatinaCrónicasFeatured

LA ÉTICA POLÍTICA NO ES UN JUEGO Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D., director de la ONG Olof Palme, Chile

Reflexion

Dr. Mario H. Concha Vergara Director de la Fundación Olof Palme-Chile

Santiago de Chile: infomarruecos.ma/conacentomarroquibloggspot

No resulta suficiente mostrar la vertiente política del pensamiento moral; conviene sugerir en qué sentido puede hablarse hoy de la vertiente ética del quehacer político

¿Existe alguna relación entre política y ética o ética y política? Al parecer Max Weber se habría formulado la misma pregunta. Lo cual nos lleva a ponderar la antigüedad del problema. Por lo tanto aquí nos formulamos la misma pregunta considerando que en épocas actuales existe un fenómeno común al cual simplemente llamamos corrupción. Pero, ¿qué tipos de corrupción tenemos? Existe sin duda una corrupción de ideas y pensamientos y otra de hechos materiales. “Es en estos momentos de quiebre que se plantea desde la sociedad la necesidad de ‘moralizar’ la política, sin tener muchas veces en cuenta que las relaciones entre estas dos dimensiones se debaten siempre entre un deber ser imaginario, todavía influenciado por el paradigma griego, y un ser que se muestra en muchos casos descarnadamente amoral”. (Ver Rafaél Farfán, Sociológica (Méx.) vol.24 no.70 México may./ago. 2009).

¿A qué viene lo anterior? Los hechos ocurridos en Chile (y que siguen ocurriendo) han destapado una gran olla de corrupción desde la izquierda política hasta la derecha política. Pero no solo en Chile sino que en el continente sudamericano y en Latinoamérica. En otras palabras no hay pecador sin pecados y los pecados son dos: poder y corrupción. Existe una gran mayoría de seres que se han transformado en seres hamárticos. El problema es que en estos pecados hamárticos han caído incluso seres que trabajan en pro de los Derechos Humanos (DD.HH) y que han sido confundidos por ciertas prácticas izquierdizantes que dicen luchar por tales derechos, un caso específico es el de connotados organismos de DD.HH. que lamentablemente son confundidos por el comunismo, por el Polisario, etcétera. Esto se ha dado mucho en nuestros países y tenemos a miembros de estos organismos que incluso han participado en reuniones del Foro de Sao paulo reconocido organismo de ultra izquierda que lucha por imponer el chavismo-madurismo en la región.

En el I Congreso Internacional de Comunas evento que se realizó entre el 18 y 20 de octubre pasado en Venezuela, Doris González, vocera del Movimiento de Pobladores Ukamau y militante del Partido Comunes (Ala del PC. Chileno) quien no logró un escaño en la Cámara Baja, compartió con Maduro y afirmó que el modelo de gestión municipal chavista es un ejemplo de “construcción de poder popular”. Allí también dijo, en abierto desafío a la democracia chilena “Tenemos un tremendo desafío que es acabar con esa democracia burguesa que se impuso en nuestro país desde la dictadura y que no han sido capaces de cambiarla, pero ahora el pueblo de Chile se ha levantado y ha dicho basta”. Estas declaraciones, obviamente, pasaron desapercibidas para muchas ONG’s de DD.HH. de Chile y el extranjero.

El grupúsculo de Doris González y otros son miembros de la Mesa de Unidad Social, instancia en la que participan organizaciones como la CUT, el Colegio de Profesores y la FECH y que ha convocado a las huelgas generales que coinciden con las fechas donde se han registrado los mayores hechos de violencia, pues han sido infiltradas por estos grupos maduristas.

Todo lo anterior concuerda con las prácticas políticas de Maduro con respecto a Chile y Ecuador. Él dijo irónicamente: “Vamos mejor de lo que pensábamos, y todavía lo que falta… No puedo decir más, son secretos de súper bigote“, esto luego de que fuera acusado de desestabilizar la región a través del Foro de Sao Paulo. “Estamos cumpliendo el plan”, concluyó Maduro.

Anteriormente, en Julio 2019, en Caracas se llevó a efecto el Foro de Sao Paulo en cuyo  marco una delegación chilena se reunió de noche con Nicolás Maduro en el Palacio Miraflores de Caracas, integrada por el senador del Bío Bío, Alejandro Navarro, quien es uno de los principales apoyos del Frente Polisario, el diputado del Partido Comunista, Boris Barrera; del nieto del ex presidente Salvador Allende, Pablo Sepúlveda, y otros representantes de organizaciones de la ultra izquierda de Chile.

Al respecto, el dictador venezolano dijo: “Sostuve una amena reunión con la delegación chilena que asiste al XXV Foro São Paulo. Agradecí su compromiso de elevar al mundo, la verdad del pueblo venezolano que lucha, resiste y vence los embates del imperialismo”.

En octubre se realizó en Caracas el I Congreso Internacional de Comunicación al cual por cierto no asistió ningún académico relacionado con el tema. Es más, allí una de las conclusiones fue crear una Universidad e las Comunicaciones. En esa ocasión, Florencia Lagos Neumann, ex diplomática chilena, hija del ex secretario general del PC y ex presidente del directorio de la Univ. Arcis, Juan Andrés Lagos, y de la ex rectora de dicha casa de estudio, universidad que pertenecía al Partido Comunista de Chile y que antes de su fraudulenta quiebra fuera financiada por Hugo Chávez Frías con 8 millones de dólares Elisa Neumann, realizó al menos 9 afirmaciones falsas en Venezuela sobre la situación que se vive en Chile. Por ejemplo tildó al Presidente Sebastián Piñera de dictador; dijo que EE.UU. poseía una base militar en el país, y señaló que el Acuerdo por la Paz Social y una Nueva Constitución llama a un Congreso Constituyente, son algunas de las falsedades que dijo la ex agregada cultural en Cuba del gobierno de Bachelet.

Entre otras de las mentiras que dijo Lagos sobre los gobiernos de Chile en los últimos 30 años fueron “aparentemente democráticos”. Una afirmación que  realizó pese a ella y su padre formaron parte de la segunda administración de Michelle Bachelet. Lagos  también señaló que “somos millones en las calles”, no obstante la marcha con más mayor convocatoria el pasado 25 de octubre cuando un millón doscientas mil personas que se reunieron en la Plaza Baquedano y más o menos otro millón salió a protestar en diversas ciudades de Chile. Posteriormente se ha realizado importantes manifestaciones pero no como las que dice Lagos.

Florencia Lagos aseguró que en Chile existen al menos100 movimientos sociales que se han reunido en la Mesa de Unidad Social en la cual hay movimientos de pobladores, Ong’s de DD.HH. etcétera. Pese a esto, tanto el mundo político y como académico han sostenido en reiteradas ocasiones que la movilización social no cuenta con liderazgos y que se trata de un movimiento orgánico.

La vocera de la Confederación Nacional Estudiantil y militante de las Juventudes Comunistas, Valentina Miranda, también viajó a Caracas (a fines de mayo) para participar del XVIII Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes. Durante las últimas semanas; la dirigente (que integra la Mesa de Unidad Social) ha llamado constantemente a paros y ha promovido la acusación constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera. Su visita a Venezuela se suma a la de Florencia Lagos, hija del ex secretario general del PC, y Doris González, de Comunes. En general se puede decir que Maduro ha efectuado varios eventos con la finalidad de aleccionar a jóvenes de distintos países, en especial a chilenos, para derrocar a los gobiernos democráticos de la región. Lo más importante de esto es que la mayoría son miembros del PC de Chile.

Lo extraño de lo anterior, en especial con el caso chileno es que los partidos políticos chilenos de centro izquierda así como el PC, algunos organismos de DD.HH. no quieren denunciar la participación de Maduro y sus adláteres en estos hechos, los cuales denuncié hace un tiempo atrás. La famosa Mesa de la Unidad Social a la cual pertenecen estas personas que abiertamente piden la salida del presidente Piñera;  tampoco ha dicho cuál es la relación de esta gente con ellos. 

Todo lo anterior nos lleva a reconocer que al parecer se ha perdido la ética en la política chilena y en ciertos grupúsculos que dicen ser observadores o activistas de DD.HH. Muchos personajes han olvidado los principios básicos y aristotélicos de la política; por ejemplo, a) no son receptivos a las críticas; ellos critican y encuentran todo malo si no se siguen sus pensamientos únicos. b) Tienen miedo a la transparencia; no dicen la verdad y esconden sus verdaderas ideas. c) Se olvidan de la dignidad de las personas. Creen que las personas deben ser sus fines en sí y no los medios para hacer bien las cosas. d) No distinguen  sus intereses partidistas y/o personales de los de una comunidad o nación. Confunden la universalidad con el pensamiento único. e) No conocen el principio weberiano de la servicialidad y usan la política no para servir al prójimo sino que para vivir de ella. Finalmente, f) se olvidan del principio de la responsabilidad abusando de sus cargos.

Todo lo anterior nos debe hacer pensar en la obligación que tenemos los comunicadores de denunciar a los estafadores políticos de oficio que se hacen pasar por revolucionarios y solo engañan a sus pueblos.

e-mail: [email protected]

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page