CrónicasFeaturedTú, por ejemplo

La gobernanza en las migraciones Adil Atabi, Politólogo Especialista en Migraciones UPV

Anàlisis

Las migraciones, han sido una constante desde principios de la historia humana, por lo tanto, no es un fenómeno nuevo, por mucho que se insista en lo contrario desde sectores interesados en vender las migraciones como fenómeno propio de la era de la globalización. Otra cosa es su incorporación a la agenda política y mediática que, si es reciente.

En la era de la globalización, resulta primordial reconocer que todos los países se han convertido en países emisores, de tránsito y receptores a la vez, echo que nos lleva a pensar en la necesidad de gestionar las migraciones desde una necesaria gobernanza multilateral y multinivel, que implique a todas las partes y actores relacionados con el fenómeno. 

El ejercicio de la gobernanza migratoria, entrama muchas dificultades, a la hora de aspirar a conseguir ese ansiado equilibrio entre los intereses y las aspiraciones de los diferentes intervinientes. Por una parte, están los Estados que se muestran inflexibles en cuestiones que tengan que ver con su soberanía nacional, manifiestan su negación a ceder parte de esa soberanía nacional a favor de una soberanía supranacional, y por lo tanto se muestran reacios a posibles injerencias en sus políticas públicas, referentes al control de los flujos migratorios y por consiguiente el control de sus fronteras. Esta posición férrea choca frontalmente con los partidarios de una necesaria gobernanza multilateral de las migraciones, que defienden con razón que las migraciones son un fenómeno transnacional que requiere de una visión y una gobernanza transnacional.

Un ejemplo es el primer Pacto Mundial por la Migración celebrado en (Marrakech 2018), que supuso el primer intento para gestionar los flujos migratorios de forma integral y a escala internacional”. El secretario general, António Gutiérrez, ha asegurado que “refleja el entendimiento común de los gobiernos de que la migración es, un fenómeno internacional y que gestionar con efectividad esta realidad global es necesaria la cooperación para ampliar el impacto positivo para todos”. Es una declaración de buenas intenciones que representa un nuevo discurso político, que marca un primer paso, por lo menos para los países que han firmado el acuerdo y que superan los 150, entre ellos Marruecos, España y Alemania, que han aptado por un enfoque más humanitario de las migraciones. Por otra parte, está el bloque liderado por EEUU, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia y República Dominicana que se han desmarcado, afirmando que el pacto es incompatible con su soberanía y tendrá un efecto llamada, es decir incitación a la inmigración ilegal. Este discurso es el que apuntala las políticas públicas, centradas en la industria de la seguridad y el miedo.

Marruecos en este sentido se ha convertido en un referente mundial, en políticas abiertas, inclusivas para la población migrante, mediante procesos de regularización y de inclusión, asumiendo su rol de liderazgo especialmente a nivel de la unión africana. Nuestro país ha desarrollado un enfoque basado en tres ejes:

. El control de las fronteras como elemento importante, en ejercicio de su obligación de luchar contra las mafias que se nutren de las miserias y el sufrimiento de los migrantes.

. El desarrollo de políticas que favorezcan la inclusión de la población migrante en el reino, a través de procesos de regularización masivos, como base para la ejecución del PMM (pacto mundial sobre migraciones), con el objetico de reducir las vulnerabilidades vinculadas a la migración a través de la adopción de la Estrategia Nacional de Inmigración y Asilo.

. Apostar por un modelo de cooperación, sur-sur, traducido en proyectos que abarcan el ámbito social, político, económico, cultural, técnico e incluso medioambiental, en consonancia con lo acordado por los países firmantes del pacto que han insistido en la articulación de políticas públicas para afrontar los desafíos económicos o sociales de los países emisores de migrantes. El objetivo es lograr un desarrollo sostenible para todos, en línea con la Agenda 2030.

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer