Cronica desde TindufCrónicasFeatured

La integridad territorial es una e indivisible: Para Argelia, arma de doble filo

Si tu casa de cristal...

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

A muchos, a casi a todos, que el régimen argelino hablara de integridad territorial es el chiste del siglo, él que en casi medio siglo no ha escatimado esfuerzo alguno para atentar contra la de su vecino marroquí.

Y ahora que aprovecha torpemente una simple respuesta a una de sus provocaciones, precisamente contra la integridad territorial de Marruecos, pone en la palestra de manera miope y voluntaria uno de sus problemas que muchos ignoraban y que ahora, gracias a la ofuscada conducta de los oficiales argelinos, descubren.

El recomienzo de los deslices con el nuevo jefe de diplomacia Ramtan Lamamra.

Incluso en sus campamentos de Tinduf, la acusación argelina contra Marruecos que ni ha constituido milicias, ni ha dilapidado los fondos de sus contribuyentes ni ha concedido “generosamente” su territorio a estas milicias suena a arma de doble filo.

Así las cosas, el hecho de que Argelia y sus generales no ignoraran el paradero del presidente del MAK, Ferhat Mehenni, que el régimen argelino califica de « grupo de terroristas », sin denunciar o llamar “a consultas” a su embajador en su país huésped (Francia) conlleva, como es ya tradición y cultura política en Argelia, más de una interrogación.

Sin necesidad de dar explicaciones al respecto, a raíz de decenios de criminales atentados contra su integridad territorial por Argelia y sus generales, Marruecos ha demostrado en los 46 años de intentos de su desestabilización por milicias a sueldo de Argel, que la ingerida territorial de los países es una e indivisible y que, en esta óptica no puede haber geometría variable. Si tu casa está hecha de vidrio no tires piedras a la casa del vecino.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page