América LatinaCrónicasFeatured

La interpelación Elias D. Galati (Argentina

Tribuna infomarruecos.ma

 

El término interpelar significa requerir o preguntar a alguien para que de explicaciones o para que cumpla una obligación.

Es poner en acción el lenguaje, en relación a los demás, con la conciencia de la alteridad.

Siguiendo a Wittgenstein, toda oración  es un acto de habla y tiene al otro como necesario, pero también como fuente originaria de nuestro discurso y consciente de la externalidad del mismo

Es la irrupción del otro en el discurso, que nos interpela, pero es también su irrupción en nuestra existencia, y en la vida de relación.

Es decir que nuestro discurso es una interpelación hacia los demás, y que el de los demás es una interpelación hacia nosotros.

En verdad nos sentimos interpelados, o escuchamos el discurso como meras palabras, comunicativas, pero a veces no significativas.

La interpelación tiene que ver con el contexto histórico, con el lugar y el tiempo que vivimos, con el rol que asumimos y sobre todo con la conciencia social que detentamos.

Todo discurso esta dirigido al otro, y en ese camino va  el sentido del acto del habla, que significa comunicarse.

Pero la interpelación no es sólo un acto del lenguaje, hoy otras cosas que nos interpelan, a veces con mayor intensidad que el habla.

En realidad tantas cosas te interpelan, pero no tienes consciencia de esa interpelación.

La gente a tu alrededor, los acontecimientos cotidianos, la realidad social, económica y política, los roles que asumes en la vida y todo lo que te estimula.

Si no reparas en que eres interpelado y no asumes tu responsabilidad ante ella, el proceso habría sido en vano.

Poder conocerla, depende en primer lugar del interés.

En última instancia la vida se resume a aquello donde tienes puesto el corazón.

Donde está tu corazón ahí esta tu tesoro.

Que te inquieta, que te conmueva, que te hace feliz, que te hace sentir realizado, es la pregunta cuya respuesta dará la pauta de quien eres, que quieres y hacia donde vas.

El mundo te interpela, las cosas también, pero también te interpela el hombre, el otro, tu hermano.

A veces silenciosamente, sin decir palabra y sólo mostrando su angustia, su dolor, su tristeza, su condición indigna de su humanidad.

Ante esa interpelación, tú que haces? Te sientes interpelado, y responsable también por la condición de tu hermano?

Te das cuenta que no hay equilibrio en las condiciones, que unos tienen mas y otros menos, que algunos nadan en la abundancia y otros en la pobreza y la desesperación.

Ver la angustia, el dolor, la pobreza, la indignidad, te conmueve y te sientes interpelado, o consideras que no es tu incumbencia, y que no te corresponde a ti.

En esta comprensión psicológica que la alteridad termina de constituirnos, y que sin el otro nada somos, el ser interpela al ser, todos somos interpelados  y todos somos interpelantes.

Es posible que la amplísima mayoría quiera un mundo mejor y una vida feliz, pero la cuestión es, la quiero para mí y los míos, o la quiero para todos sin excepción.

¿Me siento interpelado por la realidad que me circunda, y por los hermanos que comparten mi camino?

Aún más, siento mi propia interpelación. Siento que yo miso me interpelo.

Esta es la cuestión, en definitiva.

Si en mi interior soy consciente que tengo una responsabilidad no solo personal sino también social, que no soy ajeno a lo que pasa a mi alrededor, a mi comunidad, ni siquiera a lo que sucede a la humanidad.

Si creo que es posible que desde mi pequeño lugar pueda hacer algo para mejorar el mundo y la vida de mis hermanos.

Si antepongo a mis deseos el bienestar  y el equilibrio de todos.

Si en una palabra, me siento interpelado por la vida, por la que es en realidad, por la que vivo, en comunidad con todos los hombres y que me ha sido dada como un don, para que haga de ella lo mejor que pueda de acuerdo a mis condiciones y talentos, habré comprendido el sentido y la razón de la existencia, y habré logrado la paz y la armonía interior, y colaborado en la paz  y la felicidad humana.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page