Cronica desde TindufCrónicasFeatured

  La ironía de la geopolítica: De Sudan del Sur a Argelia del Sur (« RASD »)

Las cosas como son

                            

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

Nadie sabe con exactitud hacia donde dirige el general Changriha a Argelia. De mal a peor.

Los embajadores de los pises que reconocen a la virtual “RASD” hablan de una “Argelia del Sur”. Sin tierra, sin pueblo y sin verdaderas prerrogativas no son pocos los que se preguntan ¿desde cuando hasta cuando la “RASD” gobernó el Sahara Occidental? ¿Cómo se llamaba su mandatario y qué es lo que le pasó para acabar entre los senos de Argelia?

¡Despierten! La diferencia entre simple auto refugiados y ciudadanos de una entidad o ficticia es abismal.

La impostura de la “RASD” e incluso de su mentor argelino como todas las imposturas debe terminar un día u otro. De hecho, tanto en Tinduf como en la metrópoli algo gordo se mueve.

Lo anti natural acaba siempre por desmoronarse. El Polisario y sus promotores, los generales argelinos, herederos de este pesadísimo “patrimonio” del coronel Gadafi conocen actualmente sismos que, de una manera u otra, alterarían las coordenadas de la ecuación saharaui.

En espera, no vacilen más. Su país: Marruecos les espera con los brazos abiertos par en par…

46 años de espejismos, de manipulación argelina y de vegetación en su gulag en Tinduf son más que suficientes. Tiempo para ver y disfrutar del otro lado del telón de acero.

Paz, concordia y reconciliación… Ni vencedores ni vencidos, como diría Hach Ahmed Baricala, Primer secretario del Movimiento Saharaui para/por la Paz.

Otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page