CrónicasFeaturedIntegridad territorial

La justicia neozelandesa desestima al polisario, « otra victoria para las provincias del sur de Marruecos » (geo politólogo francés)

"Otra victoria para las provincias del sur de Marruecos"

Bruselas – Map

La reciente decisión del Tribunal Superior de Justicia de Nueva Zelanda de desestimar una demanda del polisario es a la vez un « gran revés » para los separatistas y sus partidarios y « otra victoria para las provincias del sur de Marruecos », declaró el geo politólogo francés Aymeric Chauprade.

« La invalidación de la demanda de los separatistas por parte del Tribunal Superior de Nueva Zelanda es un gran revés para el polisario y sus partidarios », escribe Chauprade en una columna publicada el viernes por la revista bimensual europea « The Parliament Magazine ».

El caso se remonta al 15 de marzo, cuando el Tribunal Superior de Auckland se pronunció sobre una demanda presentada el año pasado por dos miembros del polisario contra el New Zealand Superannuation Fund (NZSF).

Este fondo soberano ha invertido en los últimos años en actividades de producción de fertilizantes utilizando fosfato marroquí, lo que el polisario intenta desafiar en vano.

Señalando que esta sentencia constituye « un elemento importante que subraya una vez más la ausencia de todo estatuto jurídico del polisario », el autor del artículo destacó que el Alto Tribunal afirmó que el diferendo regional sobre el Sáhara marroquí es de naturaleza geopolítica y no es de su competencia.

Según él, el Tribunal Superior concluyó que las inversiones del Sovereign Wealth Fund cumplían los requisitos legales y éticos de « inversión responsable » impuestos tanto por la legislación neozelandesa como por las Naciones Unidas.

Así, prosiguió, los representantes de la New Zealand Fertilizer Association aportaron pruebas convincentes de que las inversiones y las actividades empresariales en las provincias del sur de Marruecos son plenamente conformes con el derecho y las prácticas internacionales de la inversión responsable.

El tribunal recordó que la NZSF se había informado sobre la situación en las provincias del sur de Marruecos antes de invertir, precisando que las empresas neozelandesas que operan en el Sáhara marroquí siempre han insistido en la legalidad de las relaciones comerciales con el Reino.

« Han visitado varias veces las provincias del sur y han comprobado por sí mismos el impacto social y económico positivo de sus actividades », explicó.

El resultado: « Una vez más, un tribunal nacional afirma que es legal invertir en las provincias del sur de Marruecos, importar fosfato producido en esas provincias y contribuir, mediante inversiones económicas, al desarrollo de toda una región de Marruecos.

« La lección de esta sentencia es que las empresas de todo el mundo pueden invertir en fosfatos en el sur de Marruecos y en cualquier otro sector económico de estas regiones, como la pesca o el turismo », sostuvo.

Según él, « estas empresas no sólo contribuirán al bienestar de las poblaciones locales, sino que tampoco arriesgarán nada legalmente.

Recordando que el polisario lleva años intentando perjudicar las relaciones comerciales de Marruecos con otros países, incluidos los de la UE, este ex eurodiputado y ex miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, argumentó que siempre que las relaciones comerciales entre la UE y Marruecos se han visto perturbadas por las maniobras del polisario, la razón y el derecho han prevalecido.

Por otra parte, señaló que ni el sistema judicial de la Unión Europea, ni el de Nueva Zelanda ni el de ningún otro país, están cualificados para pronunciarse sobre el estatus de un territorio, considerando que « esta cuestión está en manos de las Naciones Unidas, y probablemente más profundamente en manos de los dirigentes argelinos, a los que uno desearía tener la suficiente visión de futuro para construir la paz con Marruecos en lugar de apoyar el separatismo ».

Asimismo, concluyó que « año tras año, fracaso jurídico tras fracaso jurídico, el polisario revela su triste rostro: el de una organización del pasado relegada al basurero de la historia”.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page